OPINIÓN

Edgar Gotiérrez Gómez

Orgía Romana

Nuestra humanidad fue poblada por millones de habitantes indeterminados; y aún, seguirá siendo poblado por otros millones más. La misma humanidad que pobló este planeta tierra, recuerda en sus anales a pocos varones y mujeres que trascendieron el tiempo de la existencia humana. Ignoramos los nombres de nuestra ascendencia; pero, en nuestros recuerdos viven nombres de personajes famosos en la historia, que forjaron la existencia de países que dominaron al mundo con su poderío expansionista. Las grandes ciudades del mundo tienen un origen común, en una leyenda o mito: Rómulo y Remo, serán los ungidos de la fundación del grandioso Roma. Dentro de sus fundaciones; estas ciudades, rápidamente llegaron a expandirse por el mundo y su dominio económico del planeta tierra es descomunal. Al mismo tiempo; las pugnas por su reinado son a muerte, como: Rómulo asesinó a su hermano Remo por el poder Imperial de Roma. El mismo crecimiento es la condena de su decadencia; obedeciendo las leyes de la sociedad, avizorados por Marx y Engels.

Manco Cápac y Mama Ocllo; fundaron el Imperio Inca, su territorio se expandió con el poder de Pachacutec. Las ambiciones al poder imperial en su última etapa, desencadenaron su destrucción. Los imperios en el mundo se forjaron con fines del dominio territorial, al mismo tiempo liderados por personajes variopintos con ego de “semidiós”, que llevarán a la gloria o el ocaso de su propia existencia.

Dentro del proceso histórico de la humanidad registrada a la fecha, no existió un imperio poderoso más grande que Roma. Tampoco existió un imperio actual como Estados Unidos, que domina al mundo. Todos los caminos conducen a Roma, preguntando se llega a Roma, mundo latino, odiado y asediado por los países esclavizados, centro del desarrollo militar, fiestas paganas, homosexualidad, circo romano, fiesta romana de la clase imperial, migraciones, al César lo que es de César, las grandes olimpiadas y la esclavización, el poder de Roma crucificó a Jesús de Nazaret. Tal vez, de tantos emperadores el que más relució la orgía romana fue Calígula, como antesala a su decadencia final que hoy Roma, no es más que su historia colosal.

EEUU: imperio militar poderoso del mundo, conquistó a otros planetas, odiado por los países del tercer mundo, su Silicón Valley, morada de los multimillonarios, Walt Disney, McDonald, Hollywood, KFC, idioma, moda, migración, Hiroshima y Nagasaki; en fin, es todo un imperio que impone lo que desea. ¿Cuál es la diferencia entre el Imperio de Roma y el Imperio de EEUU? Ninguna. Cada uno en la etapa que le corresponde y su contexto histórico. Los términos postmodernos de la esclavitud y la orgía romana, hoy en EEUU. ¿Por qué no festejar el triunfo de Donald Trump? Los sindicalistas caviares deberían sacar pronunciamientos apoyando a Trump. Los amigos de Izquierda deberían prender velas a la imagen de Jesús. El imperio norteamericano, puede ser quimera; como lo fue, Roma. Tanto repudio al imperialismo yanqui. Y ahora ¡Qué pasó! ¡Festeja pe, cuñau! Es orgía romana de EEUU.

Volver
Comunicaciones Al Día SAC - Diario Jornada © 2013
Jr. Sol 291  - Ayacucho
966612781 - #311235 - 966679239 - #261326
Todos los derechos reservados
Webmaster