31 nuevo

Foto: Las personas compran diversos articulos para esta celebración.

La celebración de Año Nuevo al igual que la Navidad también se celebra en unión familiar y en un ambiente de paz y alegría.

En Ayacucho, esta fiesta de fin de año se caracteriza por el reencuentro de los ayacuchanos que residen en otras ciudades del interior del país o en el extranjero con sus familias, así como en la preparación de platos típicos como el mondongo, el lechón asado y algunos rituales y cábalas.

“Las fiestas de fin de año son motivo de reencuentro de los ayacuchanos en su ciudad natal, los cuales arriban desde la Navidad, ya sea desde otras regiones o del extranjero, y también se quedan para pasar el Año Nuevo”, destacó, Marcelina Huamancusi, comerciante de ropas del mercado F. Vivanco.

En estas fiestas, los mercados de la ciudad están abarrotados de prendas amarillas, flores y otros artículos que son usados la noche del 31 de diciembre.

También existen decenas de cábalas y rituales para recibir el año nuevo, los más usuales son: cambiarse la ropa interior de color amarilla, para que el año 2017 sea más próspero.

Asimismo, comer doce uvas negras esto en símbolo de atraer la buena suerte en todos los meses del año, guardar un puñado de lentejas, arroz y monedas en el bolsillo. Así como de bañarse con agua de ruda y el baño de florecimiento con pétalos de flores amarillas. Todos estos rituales y cábalas se realizan con la finalidad de que el año 2017 sea mejor.

Volver
Comunicaciones Al Día SAC - Diario Jornada © 2013
Jr. Sol 291  - Ayacucho
966612781 - #311235 - 966679239 - #261326
Todos los derechos reservados
Webmaster