2017 08 10 sinthia

Cintia Tenorio Ochoa, hermana de la víctima y Henry mercado Salazar, abogado.

El Juzgado Penal Colegiado de Ayacucho, integrado por los jueces Ernesto Turpo Coapaza, María Pacheco Neyra y Karina Vargas Bejar, sentenció a 10 años, 08 meses y 18 días de prisión efectiva a Riberth Eustaquio Pérez Aybar por el delito de feminicidio.

Como se recuerda, en mayo del 2016 Maribel Tenorio Ochoa (25) fue asesinada por su ex pareja Riberth Eustaquio Perez Ayvar ante su negativa de volver a vivir con él. Antes de su muerte Maribel había soportado 08 años de maltrato físico y psicológico de parte de su pareja; quien además constantemente la humillaba por haber sido ultrajada por su propio padre cuando tenía 12 años.

Luego de conocer la sentencia, los hermanos de la víctima, Sintia y Jhon Tenorio O., mostraron su indignación por la pena. “Un feminicidio según la ley es cadena perpetua, a nosotros nos dijeron que porque se entregó le iban a bajar unos años, pero 10 es muy poco. Además, hay más cargos que él ha cometido, como secuestro”, señalaron.

Agregaron que las leyes siempre están a favor del agresor, refiriéndose a los beneficios a los que se acogió el asesino como la conclusión anticipada y la confesión sincera, los cuales le permitieron reducir la pena de 15 años solicitado por el fiscal a 10 años. “No hay beneficios para los afectados, sino para el asesino. Él se entregó a la policía dos días después de matar a mi hermana, eso ya no sería confesión sincera”, contaron indignados.

Por su parte, Henry Mercado Salazar, abogado de la Asociación Paz y Esperanza y de los hermanos de Maribel, señaló que se deberían repensar los beneficios de las leyes para la confesión sincera y la conclusión anticipada, que si bien es cierto buscan reducir la carga procesal y ahorrar al estado en los procesos, no necesariamente significan justicia para las víctimas. “A ello se suma la falta de colaboración de los testigos, respecto al secuestro previo que sufrió Maribel, la misma que quedó impune, por falta de testimonios de quienes presenciaron el hecho y se negaron a declarar”, señaló.

Resaltó que el beneficio de la confesión sincera no debió aplicarse, por cuanto ésta es voluntaria y que si el asesino se entregó es por la presión de la denuncia de secuestro de los hermanos y la presión de los mismos.

Finalmente, Jhon recordó que Maribel era una segunda madre para él y sus hermanos “Maribel nos cuidaba y protegía, nos la han quitado y nadie la va a poder recuperar”, señaló.

Menores fueron a parar en albergue
Con su padre en prisión y la muerte de su madre en 2010, Maribel y sus hermanos quedaron en la orfandad, los 03 menores fueron albergados en Aldeas Infantiles SOS y ella se fue a vivir con una tía. Desde el 2012 Aldeas Infantiles inició un proceso de reintegración familiar con Maribel como única responsable de sus tres hermanos, el proceso se vio truncado con la muerte de esta joven que, además, deja en la orfandad a su hijo de 6 años quien presenció los actos de violencia momentos antes de la muerte de su madre.

Volver
Comunicaciones Al Día SAC - Diario Jornada © 2013
Jr. Sol 291  - Ayacucho
966612781 - #311235 - 966679239 - #261326
Todos los derechos reservados
Webmaster