2016 03 31 entregan restos

Candidato se comprometió con minería informal.

En ceremonia especial

Familiares de asesinados en Huanta reciben restos de sus seres queridos

El pueblo de Culluchaca, distrito de Huanta – Ayacucho, famoso por su Carnaval de Culluchaca se vestirá hoy de luto, cuando vea llegar al mediodía los restos de 10 víctimas que fueron asesinados luego de haber sido secuestrados y torturados hace 32 años, en el contexto de la violencia política.

Las 10 víctimas, 9 de ellos del pueblo de Culluchaca y uno de su anexo de Yanasaraccay fueron detenidos entre el 9 y 13 de agosto de 1984, por infantes de marina y llevados al estadio Municipal de Huanta, donde estaba acantonado el Cuartel de la Marina de Guerra. En este lugar se detenía e interrogaba ilegalmente, con maltratos y torturas a muchos pobladores de la zona en forma indiscriminada.

Todos ellos junto a otros cinco pobladores de Llanascaray fueron asesinados presumiblemente entre el 15 y 20 de agosto de 1984 y enterrados clandestinamente en Pucayacu. Al ser descubiertas las fosas, una comisión de la Fiscalía de la Nación procedió a la exhumación de 50 cadáveres (entre ellos uno de sexo femenino) de un total de 4 fosas comunes.

Así, en el marco de las investigaciones realizadas por el caso Huanta 84, se procedió a exhumar los 50 restos encontrados en Pucayacu para luego ser trasladados al Cementerio General de Huanta, donde años después, en el 2009 se exhumaron los restos de 37 víctimas, y se tomaron muestras de ADN a los familiares para buscar identificar a las víctimas. Se ha logrando conocer la identidad de 10 de ellas, cuyos restos finalmente serán entregados a sus familias.

La diligencia de restitución será presidida por el Juez Penal de Huanta, como representante del Primer Juzgado Penal Nacional, quien hará entrega de los huesos y restos indumentarios de Agapito Cabezas Rojas, Melchor Araujo Llantoy, Aurelio Araujo Cabezas, Alejandro Quispe Escola, José Mancilla Vargas, Víctor Constantino Huamán Ñaupa, Silvestre Inga Gonzales, Gregorio Quispe Osorio, José Condori Inga y Manuel Condori Inga, quienes fueron detenidos junto a más de 40 personas provenientes del centro poblado de Culluchaca y anexos (comunidades alto andinas de Huanta).

De esta manera, los familiares de las víctimas, recién podrán obtener parte de justicia, al poder enterrar los restos de sus seres queridos según su tradición cultural. Sin embargo, no alcanzan todavía justicia plena ya que aún no se han sancionado a los culpables. Los responsables del repudiable crimen, el ex Presidente del Comando Conjunto, Ricardo Zevallos Newton, el ex Jefe Político Militar de Ayacucho, Adrián Huamán Centeno y el jefe de la Base Contrasubversiva de Huanta, Augusto Gabilondo García, permanecen libres y menos se conoce la identidad de sus subalternos, autores materiales de esta grave violación de derechos humanos.

De igual manera están pendientes de exhumación varias fosas comunes ubicadas en la zona, las mismas que fueron debidamente identificadas por la Comisión de la Verdad y Reconciliación. El Estado no ha cumplido con realizar las exhumaciones para identificar a las víctimas y entregar sus restos a sus familiares, para brindarles una digna sepultura.

Volver
Comunicaciones Al Día SAC - Diario Jornada © 2013
Jr. Sol 291  - Ayacucho
966612781 - #311235 - 966679239 - #261326
Todos los derechos reservados
Webmaster