2017 11 03 muere a pedradas

Fue hallado sin vida por los pobladores.

Un hombre identificado como Donato Barzola Bellido, de 38 años, pereció tras ser apedreado por tres sujetos con quienes se encontraba libando licor en una cantina. El hecho se registró en el centro poblado de Pampamarca Alta, distrito de Acocro en Huamanga.

Todo habría empezado en un campeonato de pelea de gallos, cuando de pronto sus verdugos le convencieron para tomar un par de cervezas. Pese a que su esposa, le insistió para que este se retire del lugar, los presuntos asesinos, que son miembros de una misma familia, impidieron su partida.

Aprovechándose de que estaba ebrio, lo llevaron a un descampado que se ubica a más de 900 metros del pueblo, fue en donde lo golpearon salvajemente, propinándole varias piedras en la cabeza. Se presume que la víctima quiso defenderse de la agresión , pero un golpe mortal generó que le destrocen el cráneo.

Cabe precisar que el ataque ocurrió el jueves al promediar las 12:30 de la madrugada. Horas después, uno de los autores del crimen, quien junto a su padre y hermano son los principales sospechosos, se apersonó a la casa del juez para informar lo sucedido.

Con presencia de la fiscal penal y el personal médico legal, el cadáver tuvo que ser trasladado a la morgue del Ministerio Público para la necropsia de ley correspondiente. El hermano del occiso, contó que los tres fugaron tras perpetuar el delito.

No obstante, se supo que el joven de nombre Paúl Gómez de 23 años, se entregó a la policía, por lo que fue conducido al Instituto de Medicina Legal para someterse a diferentes pruebas que ayuden a esclarecer las acusaciones que van en su contra.

En tanto, sus seres más queridos exigen a que estos reciban una sanción ejemplar por quitar la vida a Barzola Bellido, quien deja en la orfandad a tres menores de cuatro, ocho y once años; además, de un joven que aún cursa estudios superiores en una conocida universidad.

DATOS
Sus restos serán velados en la misma comunidad. Su pareja que se desempeña como ama de casa, requiere de ayuda para asumir los gastos del sepelio.

Paúl Gómez permanece en la sede de la División de Investigación Criminal (Divincri). Él acusó a su otro hermano Raúl Gómez, de ser el autor del crimen. Por otro lado, su padre Paulino Gómez de unos 55 años, aún no habría sido capturado.

Descartan de que se trate de un ajuste de cuentas, puesto que según los deudos, la víctima no tenía rencillas con nadie. Él era un humilde agricultor que trabajaba con préstamos bancarios.

Volver
Comunicaciones Al Día SAC - Diario Jornada © 2013
Jr. Sol 291  - Ayacucho
966612781 - #311235 - 966679239 - #261326
Todos los derechos reservados
Webmaster