2016 07 23 juzgado penal colegiado

Colegiado dio lectura completa de sentencia en privado.

DEL CASO ADRIANO POZO

Juzgado Penal Colegiado fundamentó sentencia

El Juzgado Penal Colegiado de Huamanga, que preside la Dra. María Pacheco Neyra e integrada por los magistrados Nazario Turpo Coapaza y Edgar Sauñe De La Cruz, dio lectura a la sentencia integra del caso Adriano Pozo Arias, luego de haber valorado los medios probatorios durante el juicio oral en el que se garantizó el debido proceso para las partes procesales, previo análisis y deliberación del acervo probatorio.

Así el Juzgado Penal Colegiado, calificó que los hechos ocurridos en la madrugada del día 12 de julio del año 2015, en el hotel “Las Terrazas”, desde el momento en que ingresó la agraviada de iniciales C.A.C.B, en compañía de su enamorado Adriano Manuel Pozo Arias (el acusado), se configuraron como una “UNIDAD DE ACCIÓN”, descartando el concurso real de delitos.

La acusación formulada por la representante del Ministerio Público por los delitos de Feminicidio y Violación Sexual (ambos en grado de tentativa) en concurso real, fue desestimada por el Colegiado, en el entendido que no puede existir un concurso real de tentativas, porque ello atentaría contra el principio ne bis in idem (nadie puede ser procesado ni sancionado dos veces por el mismo hecho) en este caso en su fase de prohibición de múltiple persecución penal.

En este sentido, conforme la sentencia expedida, para sancionar un delito en grado de tentativa éste tiene que ser inequívoco, innegable, y no debe admitir otras calificaciones.

Al realizar la valoración de los medios probatorios y al hacer el análisis minucioso de los delitos por los que la fiscalía acusó a la persona de Adriano Pozo Arias, el Juzgado Penal Colegiado tuvo en cuenta que para probar el delito de violación sexual, solamente se tuvo la sindicación de la agraviada, relato que no fue uniforme, coherente y que incluso tuvo muchas contradicciones.

Respecto a la presunta comisión del delito de feminicidio (intentó de victimar a la agraviada), fueron los peritos médicos legistas quienes descartaron, en audiencia, que las lesiones de la agraviada tuvieran naturaleza mortal y que hayan puesto en peligro su vida, desvaneciéndose el argumento de que el acusado haya ahorcado a la agraviada.

La sentencia precisa que para descartar el delito de Feminicidio (por condición de género) se utilizó el Protocolo Interinstitucional de acción frente al feminicidio, tentativa de feminicidio y violencia de pareja de alto riesgo, así como el Modelo de Protocolo Latinoamericano de Investigación de las Muertes Violentas de Mujeres por razones de género (Femicidio/feminicidio) [Material elaborado por la Oficina Regional para América Central del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH)].

Ante la carencia de medios probatorios que acreditaran la comisión de los dos delitos imputados por la fiscalía, pero evidenciándose, en su lugar, la existencia de medios probatorios de la comisión del delito de lesiones leves, el Colegiado se desvinculó de la acusación fiscal (conforme permite el nuevo modelo procesal penal); y condenó al acusado Adriano Manuel Pozo Arias por este último delito en agravio de la persona de iniciales C.A.C.B.

Volver
Comunicaciones Al Día SAC - Diario Jornada © 2013
Jr. Sol 291  - Ayacucho
966612781 - #311235 - 966679239 - #261326
Todos los derechos reservados
Webmaster