“La casa de atrás”

“La casa de atrás”

OPINIÓN

Lizbeth Quispe Dipaz

“La casa de atrás”

Segunda Guerra Mundial. Holanda ocupada por alemana nazi. 12 de junio de 1942, una niña alemana de ascendencia judía cumplía 13 años y recibía como regalo un diario. La niña con el nombre de Annelies Marie Frank, escribía sus experiencias de refugiada en sus cartas, que posteriormente pasarían a la historia.

En las páginas de su diario, Ana Frank nos relata su vida diaria que, inicialmente, transcurría con normalidad, pues tenía las mismas preocupaciones de una jovencita de 13 años, una vida tranquila. Sin embargo, con la llegada de una citación de los SS su vida da un vuelco. Todos sabían el significado de la citación: quienes la recibían eran llevados a los campos de concentración, esto por la persecución que implantó Adolf Hitler contra los judíos. A partir de este momento, la familia de Ana decide huir y esconderse en “la casa de atrás” nombre con el cual bautizaría Ana Frank al refugio, consistía en dependencias ocultas detrás de las oficinas donde trabajaba su padre, Otto Frank, en Ámsterdam. El escondite era compartido con la familia Van Daan, en total 8 personas en confinamiento.

De esta manera comenzaría el cautiverio que Ana detallará en sus cartas a Kitty, nombre que recibió su diario personal. Dio constancia de lo mucho que le aprisionaban las paredes, el secretismo, no poder asomarse a la ventana ni caminar con moralidad por el temor de ser vistos y oídos, su única escapatoria era escribir. Muestra el temor, la angustia, el miedo y la esperanza, sí, la esperanza de Ana, esperanza que la mantenía con la fe de que todo acabaría y volvería a la normalidad, de ir a clases y cumplir su sueño de ser periodista o escritora; pero, al cabo de dos años y medio toda muestra de fe se desvanecía. El 4 de agosto de 1944 fueron aprisionados y el único que escapó fue su padre Otto Frank, mientras Ana, su madre (Edith Holländer), su hermana (Margot Frank) y la familia Van Daan fueron aprisionados y llevados a los campos de concentración.

Ana Frank nació el 12 de junio de 1929 y con apenas 15 años, murió en febrero de 1945 en el campo de concentración de Bergen -Belsen sin saber la repercusión que trajo su relato. El padre, el único sobreviviente de los campos de concentración, decidió cumplir con el deseo de su hija de poder publicar sus cartas en un libro. Gracias a ello, El diario de Ana Frank tomó revuelo mundial, fue una de las obras más vendidas y leídas de la historia, fue traducida a varios idiomas y lanzado en la pantalla grande. La originalidad, la sinceridad y el realismo de sus líneas sellaron el éxito de la obra. El diario fue escrito durante los años 1942 y 1944, en plena Segunda Guerra Mundial. Aunque, estuvo envuelto en ciertas polémicas, ya que algunos historiadores y estudiosos trataron de demostrar la falsedad del manuscrito asegurando que se escribió a posteriori, pero todos los estudios afirmaron su autenticidad.

Las líneas del diario reflejan la madurez de una niña, que a pesar de su corta edad supo transmitir las sensaciones más complejas al lector. Debería ser lectura obligatoria para todos, así veríamos la barbarie de la que es capaz el hombre y no volver a repetir la misma historia. Historia que nunca debió de suceder.

Un libro… Una historia

Visto 191 veces
Ir arriba
JSN Time 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework