10.3 C
Ayacucho
sábado, junio 15, 2024
InicioEDITORIAL¿Congresistas Apolíticos? | EDITORIAL

¿Congresistas Apolíticos? | EDITORIAL

Leemos con sorpresa en un diario nacional a un jefe de editorial, quien se suma a la campaña contra congresistas que realizan actividades políticas partidarias en las regiones que han visitado.

El tema en realidad debería ser intrascendente, porque se supone que los periodistas que abordan temas políticos conocen muy de cerca las potestades de los representantes en una democracia que se define como representativa.

Agricultura y minería: una necesaria complementariedad | EDITORIAL

Pero aclaremos algunas de las representaciones de los congresistas, refutando las ideas erróneas -o malintencionadas- de algunos periodistas que se escandalizan porque los congresistas hablan de política cuando visitan las regiones, y posiblemente en algunos de los distritos de Lima, para conocimiento del común de los ciudadanos.

Los congresistas son elegidos por los electores de una región. Por lo tanto, son representantes de las regiones en las que han recibido el voto mayoritario. En las visitas a sus regiones, necesariamente deben reunirse con las autoridades regionales, como el gobernador y los consejeros; pero también con los alcaldes provinciales y distritales, que son los que representan a los gobiernos subnacionales, y con las organizaciones sociales.

Vladimir Cerrón ¿la quinta espada? | EDITORIAL

Lo que olvidan, o no consideran, los periodistas que condenan las reuniones políticas de los congresistas, es que estos fueron elegidos en cuanto eran candidatos de un partido político o alianza de partidos. Por lo tanto, tienen una obligación con ese electorado, con esa organización política, y deben reunirse con los militantes y simpatizantes del partido que los llevó al congreso y rendir cuentas ante este electorado político.

Esta doble representación es la que permite que los partidos mantengan una activa vida política. Los congresistas tienen la obligación de rendir cuentas al partido, tanto a la dirección nacional, en su condición de miembros del Congreso de la República, como a las bases que los eligieron y con cuyos votos se encuentran en el legislativo nacional.

Universidades como cancha | EDITORIAL

¿Esto es hacer proselitismo político? Por supuesto que sí. Los congresistas, en el verdadero concepto de su función, deberían ser animales políticos, porque su función congresal es la de una permanente labor política. Las leyes, aclaremos a estos periodistas “políticos”, sintetizan la concepción política que se tiene de la sociedad y se expresa en una norma. Y eso es política.

Debemos reivindicar la política. Debería condenarse que los congresistas no rindan cuentas al partido que los llevó al congreso. La crisis de los partidos permite que una vez electos, estén libres de toda atadura política, cambien de partido o sean “no agrupados”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR