16.6 C
Ayacucho
lunes, junio 24, 2024
InicioEDITORIALDesmontando mitos: la verdadera cara de la información en la era digital...

Desmontando mitos: la verdadera cara de la información en la era digital | EDITORIAL

Lo que está ocurriendo en nuestro país es un momento de especulaciones de forma estratosférica. Si bien hemos salido de la pandemia del Covid-19, todavía nos quedan los lastres de la infodemia que, ahora más que nunca, se ha propagado por toda la globosfera (ese mundo de internet con sus páginas web y redes sociales – RRSS).

Un sujeto filmó unos documentos saliendo de la sede central del gobierno regional de Ayacucho, y en su razonamiento (no sabemos si es un profesional del periodismo), cree que estos documentos son de vital importancia para esclarecer actos de corrupción que se encuentran en proceso de investigación en el Ministerio Público. No verificó de qué documentos se trataba, no preguntó nada a la persona que los transportaba, pero los mostró en las RRSS.

Una institución, que tiene en sus manos la responsabilidad de investigar y denunciar a personas que cometen actos delictivos, se guía por lo que el sujeto dice y, como nunca, porque en otros tiempos se demoraría más, empieza a intervenir en el gobierno regional de Ayacucho, un grupo de personas que ejercen la labor de informar ahora son también protagonistas del escándalo, porque la fiscalía anticorrupción tiene que justificar el sueldo que le dan.

Vraem: Cooperativa agraria cafetalera logra cofinanciamiento de Agroideas

Pero continúa la historia, se publica la verdad, se informa con datos confiables: no existe ninguna investigación en curso en el Ministerio Público, todo se debió a que un sujeto, que de hecho es parte del denominado “periodismo popular, ciudadano, etc.”, ha informado de esta presunta denuncia sin responsabilidad alguna, alardeando mediante sus RRSS, que han logrado frenar la corrupción. A pesar de que todo indica que ha sido un malentendido.

Y aquí viene la cúspide a la anomia, de la cosificación, en su máxima expresión: hay gente que cree en la información conspiracionista primigenia, de aquella información inexacta de un sujeto, y lo que se informa de acuerdo con la “verdad periodística” no se toma en cuenta, es más, se la niega y se la trata de esbirros del “estatus quo”.

Realizan el 45% de cambio de luminarias de alumbrado público

Este hecho nos muestra con todos sus elementos que la verdad se ha vuelto un elemento incómodo para nuestro país. Con tanto consumidor de mentiras, sujetos que se guían por la construcción de “su verdad”, lo que queda es denigrar el trabajo de buscar información, de ejercer el periodismo como una profesión. Contrastar la noticia, por más que las condiciones subjetivas, ideológicas y personales del periodista se encuentren en el otro extremo de los intereses de los protagonistas de la información.

Porque hacer periodismo se trata de una militancia y compromiso con la verdad, una verdad que no solo tiene dos lados, sino que tiene todas las aristas posibles. No podemos dejar que nos ganen los rumores sin verificar. Eso no es periodismo por ningún lado. Antes de cualquier información que se pueda publicar, en estos tiempos de infodemia, lo que nos queda es saber comprobar y no dejarnos guiar por especulaciones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR