Comenzó la guerra sucia electoral | Editorial

Comenzó la guerra sucia electoral | Editorial
Editorial
 
Comenzó la guerra sucia electoral
 
Una de las características de la guerra sucia en los procesos electorales es la desinformación. Y eso ya comenzó en Ayacucho, a través de las redes sociales, dando falsa información, medias verdades, las mismas que muchas veces son repetidas en los medios, especialmente la radio y la televisión.

En su columna semanal, el destacado periodista Eloy Jaúregui, habla del Vil Oficio y se refiere justamente al periodismo, tanto el de los medios de Lima, en TV, radio y prensa escrita, como a la prensa alternativa que se da a través del internet, que denigra ala profesión.

A esto se añade, que los que antes eran las “bolas” es decir los rumores que circulaban en la sociedad, como chismes, difamando o tergiversando declaraciones. Era el “teléfono roto” que cambiaba completamente el sentido de las declaraciones de un candidato.

Hoy, en la era de las comunicaciones, las redes sociales son más efectivas que los rumores boca a boca. Un solo vídeo tiene más poder y llegada que cualquier rumor que se soltaba hace 20 años. Y, puede ser manipulado, puede cambiarse el sentido del mensaje.

Pero también continua el vandalismo de las campañas electorales. La guerra de las paredes, con o sin consentimiento de los propietarios, es constante. Un partido pone su nombre y los cubren de blando y otro pone el suyo al día siguiente.

También la destrucción de los afiches, que ya comienzan a aparecer, son destruidos por los contrarios. La lucha no es de ideas, sino de vandalismo, quien golpea más, quien destruye o borra una pinta, quien tergiversa mejor en las redes sociales.

Las campañas electorales deberían ser escuelas de democracia. Y escuelas de democracia se sustentan en el debate, la confrontación de ideas y el respeto a las ideas del contrario. El objetivo es educar al ciudadano, para que al momento de votar lo haga de plena consciencia.

Por eso preocupa, que apenas iniciada la campaña electoral, ya estén en las redes y en lugares públicos manifestaciones tanto de desinformación y a veces hasta de difamación, como la destrucción de los carteles, pintas o afiches de los partidos que compiten por el gobierno regional y la alcaldía.

Este tipo de actitudes lo único que hace es generar, entre los seguidores de los distintos movimientos y partidos políticos, enfrentamientos y grescas, que en algunos casos pueden llegar a ser graves.

Las elecciones regionales y municipales deberían ser encausadas para conocer los programas yn planes que tienen los candidatos a gobernador regional y los alcaldes frente a sus municipios, sean estos provinciales o distritales.
Visto 333 veces

Modificado por última vez en Miércoles, 13/07/2022

Ir arriba
JSN Time 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework