13.8 C
Ayacucho
jueves, febrero 29, 2024
- Publicidad -
- Publicidad -
InicioEDITORIALEl costo de la improvisación en el gobierno | EDITORIAL

El costo de la improvisación en el gobierno | EDITORIAL

Los cambios continuos de funcionarios de confianza en los diferentes niveles de gobierno, desde el ejecutivo nacional, a las regiones y municipios, demuestra, con toda claridad, la improvisación en la selección de cuadros profesionales para un manejo adecuado de sector público.

Hay varios factores que han desnaturalizado la administración del estado, y que lleva a los ciudadanos a culpar a la “política” por las designaciones improvisadas para los puestos de mayor responsabilidad.

La inseguridad: la pesada herencia | EDITORIAL

Sin embargo, si evaluamos quienes son designados, encontramos que los que están ocupando estos cargos, no son personas con una pública militancia política, incluso a nivel del ejecutivo nacional, como fueron los dos cargos más cercanos al presidente Castillo: el secretario de la presidencia y su asesor principal.

La respuesta hay que buscarla en la existencia o no de verdaderos partidos políticos en el país, y su presencia en todo el territorio nacional. La respuesta la conocemos: no son partidos políticos, sino grupos de amigos, organizaciones empresariales para llegar al poder y en el peor de los casos, organizaciones criminales para saquear al estado.

Aseguran que inestabilidad política afecta la economía

No tienen militantes, sino operadores “políticos” y para la designación de los cargos, tienen compromisos asumidos durante la campaña. El lobby es la forma como se maneja el estado, sea en cualquiera de los niveles, y por tanto, la improvisación es la norma.

Si fueran partidos políticos, que con todas sus limitaciones funcionaron hasta la década de los ochenta en el país, no estaríamos viendo el vergonzoso espectáculo de los cambios de gerentes en las dependencias del estado, cada tres meses y que parece excepción, una larga gestión que dure un año.

El adelanto de elecciones no ha sido olvidado por el pueblo peruano

Con funcionarios con tan poca duración en los cargos, es imposible tener metas a mediano plazo, que es lo que dura una gestión municipal o regional. Un gerente municipal o regional, aun cuando tenga experiencia anterior, está la tuvo en otras condiciones y con un alcalde o gobernador diferente, tiene que conocer los objetivos y metas de política pública del gobierno.

Esto es lo que está sucediendo en la gestión pública, no sólo en Ayacucho, sino en casi todas las regiones y municipios. Pero, mal de todos, consuelo de tontos. Por eso, es que tenemos que señalar, cambios en la forma de gobernar. Así, sugerimos:

Evalúan cambio de funcionarios en el Gobierno Regional de Ayacucho

Garantizar una mayor permanencia de los gerentes. Constituir reuniones semanales de los gerentes con el gobernador o el alcalde, para evaluar el desempeño y las metas cumplidas. En el caso de los municipios, con el alcalde o el gerente municipal.

Sólo así, la gestión puede encaminarse hacia metas claras para el periodo que dure su gobierno.

- Publicidad -
- Publicidad -
ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR

- Publicidad -
- Publicidad -