6.5 C
Ayacucho
jueves, julio 18, 2024
InicioCOLUMNISTASEl desempleo en Ayacucho y políticas para enfrentarlo | Opinión

El desempleo en Ayacucho y políticas para enfrentarlo | Opinión

Rudy Anyosa | Visión global
[email protected]

La semana pasada se publicó el informe sobre la situación del empleo en la ciudad de Ayacucho, donde muestran que el desempleo abierto en la Región afecta al 15 % de la población, un porcentaje muy alto en una región pobre. En este reporte no se presentó información sobre el sub empleo, que de seguro es también muy alto, evidencia de ello es la gran cantidad de vendedores ambulantes, pequeños emprendedores de sobrevivencia que vemos a diario en las calles y parques de las ciudades, cuyos ingresos alcanzan solo para subsistir día a día, sin generar excedentes para crecer o atender emergencias que se presenten en la familia.

Piura: la pobreza y la recesión elevaron el índice de desempleo en la región

Se ha estado viviendo en esta triste situación por décadas, sin que las autoridades de turno hayan planteado políticas que solucionen este flagelo que afecta especialmente a los jóvenes. Una forma de enfrentar este problema es identificar las principales causas del desempleo y plantear soluciones a esas causas. Esta forma de diseño de políticas se les llama “soluciones impulsados por el problema”, que es atacar a las causas que generan el problema, que llevan a la solución de ese problema, en este caso el desempleo.

Desempleo en Ayacucho alcanza niveles preocupantes en el 2024

Entre los desempleados hay un gran número de jóvenes que no estudian en ninguna universidad ni instituto pero que están en busca de trabajo. Se ha podido llegar a esta situación por muchos motivos, entre ellos porque no hay oportunidad laboral para personas sin formación técnica ni competencias y habilidades, no hay inversión privada que demande mano de obra no calificada, etc. Si el primero fuese la causa, una política de solución sería crear cursos cortos técnico-prácticos de tres o cuatro meses en carpintería, electricidad, gasfitería, soldadura, entre otros, dirigidos a los jóvenes sin formación técnica para que puedan adquirir nuevas competencias. La diferencia de estos cursos cortos con las carreras técnicas formales es que los primeros van directamente al grano, a aprender nuevas habilidades en cortos periodos de tiempo para que puedan aplicarlas inmediatamente en las empresas y talleres que demandan técnicos.

El programa ‘A Comer Pescado’ y el libre mercado | Opinión

Un complemento a esta forma de capacitación práctica sería brindar asesoría para la creación de sus propias empresas a los recién capacitados. Con ello se tendría técnicos capacitados en carreras que el mercado requiere, con sus propios emprendimientos formales. Posiblemente haya otras propuestas de políticas que se podría implementar para enfrentar el desempleo, pero no hay un espacio valedero dónde discutirlo. Como ya dije en varias oportunidades, es necesario la reactivación de la Agencia Regional de Desarrollo de Ayacucho, espacio natural donde se debería discutir estos temas importantes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR