9.1 C
Ayacucho
miércoles, junio 19, 2024
InicioCULTURAL“El tallado de madera no puede pasar desapercibido en Ayacucho”

“El tallado de madera no puede pasar desapercibido en Ayacucho”

Serafín Cárdenas, destacado maestro del tallado en madera, nació el 11 de octubre de 1949 en el distrito de Aucará, en la provincia de Lucanas, región de Ayacucho. Su vida y carrera están marcadas por la dedicación y el esfuerzo, cualidades que lo han llevado a ser uno de los exponentes más reconocidos en su arte.

Desde muy joven, Cárdenas mostró interés por las artes y la artesanía. En 1963, ingresó al Politécnico José Pardo en Lima, donde durante seis años se formó en el arte de las esculturas y el tallado en madera. Su pasión y habilidad lo llevaron a especializarse en dorados en pan de oro, una técnica que le permitió añadir un toque distintivo a sus creaciones.

Durante su formación en Lima, la realidad económica lo empujó a combinar su estudio con el trabajo. Fue entonces cuando inauguró su primer taller de trabajos en madera en el distrito de La Victoria, un modesto inicio que marcaría el comienzo de una carrera.

“El yaraví es una expresión más profunda, por eso lo canto”

En 1980, tras haber acumulado una valiosa experiencia y destreza en su oficio, Cárdenas decidió regresar a su tierra natal, Ayacucho. Se estableció en su propio taller, donde ha trabajado hasta la actualidad, sumando más de 48 años de dedicación al arte del tallado en madera.

La obra de Serafín Cárdenas es reconocida por su maestría en la creación de muebles finos, como roperos y camas, que destacan por sus acabados artísticos. Utilizando técnicas como el tallado tipo Florentino, colonial, Luis XV y estilo cusqueño, Cárdenas logró consolidar su sello personal en cada pieza, convirtiéndose en uno de los pocos maestros que preservan y perpetúan estas tradiciones artísticas en Ayacucho.

Potencial deportivo en el Perú es desaprovechado por falta de apoyo estatal

Los trabajos de Serafín Cárdenas adornan iglesias en Ayacucho, destacándose por su calidad y detalle. Además, su arte ha llegado hasta el Vaticano. Una imagen de Jesús Nazareno, tallada en madera por el maestro Serafín, fue obsequiada al Papa Francisco por el Arzobispo de Ayacucho.

El legado de Serafín Cárdenas no debería perderse. Su dedicación al arte del tallado en madera y su habilidad para revalorar técnicas ancestrales son fundamentales para la preservación de la identidad cultural de la región.

Artesano Marcelino Pomataylla continúa difundiendo el arte del tapíz con técnicas ancestrales

El maestro Serafín hace un llamado a las autoridades para que presten más atención a los artesanos que revaloran técnicas ancestrales. Subraya la necesidad de apoyo y reconocimiento para aquellos que, como él, dedican sus vidas a mantener vivas las tradiciones artísticas que forman parte esencial de la identidad cultural de la región.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR