14.3 C
Ayacucho
jueves, febrero 29, 2024
- Publicidad -
- Publicidad -
InicioEDITORIALEn el año del bicentenario | EDITORIAL

En el año del bicentenario | EDITORIAL

Llegó el año anunciado desde hace buen tiempo, y en el que se esperaba, una nueva etapa para Ayacucho y en especial para Huamanga. Y hemos llegado sin pena ni gloria, como un año nuevo más, sin referencia alguna en los mensajes en las audiencias públicas de los gobernantes, a la trascendencia de una fecha desperdiciada: el Bicentenario de la Batalla de Ayacucho.

La historia me juzgará, dijo Fidel Castro, el líder de la Revolución Cubana, luego del asalto al Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953. Y la historia lo esta juzgando, y de la misma manera, la historia juzgará a los gobernantes anteriores al 2023, tanto nacionales como regionales y locales, de lo que no hicieron, y debieron hacer, por el Bicentenario de la gesta más importante de América del Sur.

Audiencia pública versus Agenda del Bicentenario

Estamos en el año del Bicentenario. No se tiene conocimiento de ninguna obra emblemática que podamos decir: eso se hizo por el bicentenario de la batalla de Ayacucho, como podemos afirmar, si nos preguntan del centenario y por supuesto del sesquicentenario de esta hazaña histórica.

Por ejemplo, recordar que para el centenario de la batalla de Ayacucho se construyó la carretera que permitió unir Ayacucho con Lima a través del ferrocarril Lima Huancayo y que llegaba hasta La Mejorada.

De esa época también viene los primeros trabajos para recuperar las casonas coloniales de Huamanga, que se habían deteriorado por el abandono de sus propietarios. Una de esas casonas, fue lo que ahora es el Palacio Municipal.

“Tusuriy”: tema musical que representará el Bicentenario 2024

Y por supuesto, la apertura de la avenida Centenario, desde el ingreso a la ciudad, que hoy viene a ser el Ovalo de la Magdalena, hasta el jirón Asamblea, y que hoy se denomina como Avenida Mariscal Cáceres.

Del Sesquicentenario de la batalla de Ayacucho, son muchas las obras y servicios que cambiaron significativamente la vida de los que vivían en Ayacucho, en ese entonces, una ciudad pujante con miles de estudiantes que llegaron a estudiar en sus dos universidades: la Nacional de San Cristóbal de Huamanga, y la Particular “Víctor Andrés Belaunde”.

La ciudad cambio. Se mejoró el servicio de agua potable con la construcción de la Planta de Tratamiento de Quicapata, así como el servicio eléctrico con redes subterráneas y la central térmica instalada en lo que hoy es Electrocentro. Otro servicio importante, fue la instalación de la telefonía con discado directo, y las centrales de microondas en Tocto, para la comunicación por microondas con Lima y el mundo.

Realizaron lanzamiento de actividades “Bicentenario 2024”

No dejar de mencionar las obras públicas, como el aeropuerto Eduardo Mendívil, la carretera pavimentada Ayacucho – Quinua, y el complejo deportivo Venezuela con el Estadio Ciudad de Cumaná y el Coliseo Ciudad de Caracas.

¿Qué podremos mostrar a los que preguntarán 50 años después del Bicentenario? ¿Qué el gobernador regional bailó con la presidenta de la república? ¿Culparemos al ex presidente Pedro Castillo por su fallido golpe de Estado? Al final, ¿culparemos a la crisis causada por los “terroristas”, “los ponchos rojos” y otros inventos más del gobierno de Dina Boluarte?

Veintiséis obras se suman a la colección de arte tradicional y artesanía que quedará como legado del Bicentenario

Estamos iniciando el año del Bicentenario de la Batalla de Ayacucho, y podemos decir que hemos tenido dos gobiernos regionales fallidos. El de Carlos Rua que no dejó proyectos en marcha, con prepuestos que hubieran obligado a la continuación de los trabajos. Y, el actual gobierno, que ha podido tomar la posta de algunos proyectos que pudieron iniciarse y realizarse en el 2023, si hubiera existido voluntad del gobernador regional.

- Publicidad -
- Publicidad -
ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR

- Publicidad -
- Publicidad -