11 C
Ayacucho
miércoles, junio 19, 2024
InicioCOLUMNISTASJANAY PARROQUIA, O SANTA ANA | Opinión

JANAY PARROQUIA, O SANTA ANA | Opinión

Ernesto Camassi | Crónica
[email protected]
“ARAR EN EL DESIERTO”, es un ADAGIO que viene a ser “una sentencia moral breve” que las personas cultas o medianamente cultas entienden como un imposible e irrealizable.
Predicar y pedir a las autoridades de esta ciudad que Huamanga no fue fundada el 25 de abril de 1540; que solamente FUE UN TRASLADO al lugar que actualmente ocupamos. Es eso: “Arar en el desierto”.
Para mis amables lectores que siguen soportando pacientemente mis “achaques históricos” que aquí, donde vivimos actualmente, se llamaba “Pucaray” en esos primeros años de su “traslado” de una nueva ciudad fundada en otro lugar. Jamás realizaron las siguientes ceremonias de fundación de una nueva ciudad española en el Nuevo Mundo. Estos ritos o ceremonias fueron así:
ACTO FUNDACIONAL:
A.- LOS FUNDADORES: Fundar una ciudad no estaba al alcance de cualquier español, Era facultad del Capitán General o de su Lugarteniente…
B.- LOS OBJETIVOS: Toda ciudad por fundar debería ser un puesto de avanzada militar, que indicara posesión, centro de irradiación religiosa. etc.
C.- REQUISITOS: El lugar escogido debería tener buenos vientos, buenas aguas, frías, limpias y corrientes, buenos bosques, buenos pastos, etc.
D.- LAS REFUNDACIONES: Los lugares escogidos no siempre fueron buenos, muchas ciudades se despoblaron o se cambiaron de sitio como Piura, Jauja o Huamanga.
A todo lo dicho, agregamos otros requisitos como: Partes de la ciudad, Los habitantes, Los formalismos, El trazo ajedrezado y Reparto de solares.
Toda esta ceremonia se realizó “Probablemente en Huamanguilla” el 29 de enero de 1539. Al año siguiente. 25 de abril, simplemente SE TRASLADARON. SE MUDARON sin ninguna ceremonia fundacional.
El único documento que respalda este hecho histórico de la Fundación de San Juan de la Frontera de Guamanga, es Una Provisión firmada por el Gobernador Francisco Pizarro al “DÍA SIGUIENTE DE ESTA CEREMONIA FUNDACIONAL” (30 de enero). Documento hallado por el Historiador Guillermo Lohman Villena en el Archivo General de Indias en Sevilla España el año de 1984.
¿Por qué motivo, causa o razón decidieron buscar otro lugar para seguir cuidando la ruta Lima, Cusco de las emboscadas de Manco Inca y sus huestes?. Porque el sitio original de su fundación no reunía las condiciones que citamos anteriormente.
En cambio, “PUKARAY” tenía todos los elementos fundamentales requeridos para cumplir esa función de “Villa” o “ciudad – cuartel militar”.
Los historiadores huamanguinos, llamados “aficionados” por los “doctos” de nuestras Universidad, desautorizan a la “Tradición oral frente a la prueba documental” de acontecimientos históricos reales que no tienen respaldo documental. Actitud discriminatoria de tales “doctos”, que no compartimos tal marginación.
Estas dos fuentes “desautorizadas” sostienen que el “traslado” aludido lo hicieron a la parte sur de la actual Huamanga. Concretamente al barrio de SANTA ANA O JANAY PARROQUIA.
El Centro Cultural Ayacucho, fundado el 8 de octubre de 1934 y su órgano cultural la “Revista Huamanga”, recogió en sus páginas las inquietudes históricas sobre Huamanga y sus avatares.
Su primer presidente, el doctor Manuel Jesús Pozo y sus principales socios como el doctor Alfredo Parra Carreño, Manuel E. Bustamante, Pío Max Medina, Néstor Cabrera Bedoya y otros, escribieron en sus páginas, nuestra historia.
Allí aparecen por primera vez las narraciones sobre el “traslado” de Huamanga a un lugar conocido por los antiguos huamanguinos como “MAUKA LLAJTA”, (antiguo pueblo, mauka= antiguo, viejo. Llajta= pueblo), paraje perteneciente a la actual Santa Ana.
Primer asentamiento humano de los españoles en ese lugar, de callesitas estrechas empedradas y cuadras pequeñas que ha desaparecido, ahora ocupado por edificios modernos de fierro y cemento.
Si las autoridades e historiadores de esos tiempos hubieran sido previsores de nuestra historia, se hubieran preocupado de preservar esa joya.
El barrio de Janay Parroquia que antiguamente visitábamos cada 31 de agosto, después del desfile escolar por el aniversario de nuestro colegio, antiguo San Ramón, también coincidía con la fiesta de la patrona del barrio, Santa Ana, abuela de Jesús el Crucificado.
Llegar a su plaza por sus callecitas intrincadas desde la Plazoleta conocida como “Lorochayoj” (en español se llama árbol de pisonay) era difícil. Sin embargo, el premio estaba en la última callecita de subida que llegaba a la Plaza donde te esperaba la “sora aja con su achita” y sus “pucheros” tradicionales, (sancochado) desde Lorochayoj hasta la Plaza.
La tradición y la historia local cuenta que esa antigua pampa polvorienta de otros tiempos, hoy remozada y bonita, junto con su iglesia, fueron la Primera Plaza de Armas y Catedral de la población trasladada de su anterior ubicación.
El 22 de abril del presente año, volvimos después de muchos años de ausencia a recorrer esas lindas callecitas ahora bien conservadas, limpias y empedradas, gracias a la invitación del ciudadano más connotado del barrio, cabeza de una familia de antiguos artesanos textiles, don ALFONSO SULCA CHÁVEZ, que ese día presentaba “Una exposición Retrospectiva del TAPIZ MURAL”. Una innovación de los antiguos trabajos artesanales hecha por el amigo Alfonso Sulca, considerado el año de 1973 en el Cusco por los jurados calificadores con la frase: “Señores, este tejido ya no es artesanía, es ARTE”.
Congratulaciones a nuestro artista y amigo Alfonso, a sus hijos y familiares por habernos permitido visitar después de tantos años a Janay Parroquia y cantarle posteriormente en sus 80 años nuestros huaynos de Huamanga.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR