8.9 C
Ayacucho
miércoles, julio 17, 2024
InicioCOLUMNISTASLa caída económica de Japón | Opinión

La caída económica de Japón | Opinión

Ascencio Canchari | Figuras y aspectos de la vida mundial
[email protected]

Japón ha cedido el tercer puesto a Alemania como potencia mundial, después de caer de manera brusca en recesión técnica, según han revelado las autoridades niponas. Aunque la economía del archipiélago asiático creció un 1,9 % en 2023, el PIB del cuarto trimestre experimentó un retroceso anualizado del 0,4 %, que se suma al desplome del 3,3 % registrado en el tercer trimestre. La cifra se ha quedado muy por debajo de las expectativas entre los analistas, que pronosticaban una subida del 1,4 % para el periodo comprendido entre octubre y diciembre. Al alcanzar dos trimestres en números rojos, la economía ha entrado en recesión técnica. El Fondo Monetario Internacional (FMI) había pronosticado en octubre de 2023 que Alemania superaría probablemente a Japón como la tercera economía más grande del planeta a pesar de contraerse un 0,3 % el año pasado. Y así ha ocurrido. El Gobierno nipón había anunciado que el PIB nominal –el valor de producción en dólares, sin ajustes inflacionarios– del archipiélago nipón ascendió hasta los 4,2 billones de dólares, mientras que el de Alemania se sitúa alrededor de los 4,5 billones de dólares.

El regreso de Rusia y China | Opinión

Este cambio en el paradigma se produce más de una década después de que Japón cediera el segundo lugar a China y se atribuye sobre todo a la fuerte devaluación que ha sufrido el yen frente al dólar en los últimos años; en 2022 y 2023, la moneda japonesa se ha deteriorado en más de un 18 % respecto a la estadounidense. Como es sabido Japón depende en gran medida de su comercio exterior, sobre todo de las exportaciones de automóviles, y la fuerte depreciación de su moneda disminuye los beneficios de las ventas en el exterior al trasladarlos a yenes.

El orden multipolar y los Emiratos Árabes Unidos I | Opinión

El problema está es que dos caídas consecutivas del PIB y tres descensos seguidos de la demanda interna es pésimo para la economía, pues. esto hace más difícil que el banco central justifique su subida de tipos, y mucho menos que sean varias subidas. Estar por detrás de Alemania supone un golpe muy duro de autoestima para Japón y esto hace mucha presión de actuar con rapidez sobre el gobierno del primer ministro Fumio Kishida. Existen 3 posibles causas fundamentales de esta caída de la economía japonesa:

El primero se puede decir que es en cuanto a su moneda con un yen débil, la debilidad del yen frente al dólar americano, aunque si el yen se recuperase pudiera retornar a su tercer lugar de la economía mundial. No obstante, hay que destacar que la debilidad del yen ha ayudado de algún modo a incrementar las cotizaciones de algunas de las empresas más grandes de Japón, ya que hace que las exportaciones de bienes como automóviles sean más baratas en los mercados extranjeros. Todo ello podría implicar que la anticipada subida de tipos de interés por parte del banco central nipón se retrase. En el año 2016, el Banco de Japón introdujo intereses negativos para incentivar el consumo y las inversiones, pero esto fue un cuchillo de doble filo pues los intereses bajos hacen que el yen sea menos atractivo para los inversores globales y eso perjudica el valor de la moneda. La fuerte depreciación del yen pasa factura al país, que hace diez años cedió el segundo lugar a China.

SOS Washington, París y Berlín | Opinión

El segundo factor fue la caída de la demanda, pues la importancia que tiene la demanda interna es vital para el desarrollo de la economía nacional, pero el problema está ahora en el aumento del costo de vida e incremento de los precios. Según Oshitaka Shindo, ministro de Economía japonés, persistió en la necesidad de lograr un crecimiento salarial fuerte y seguro para estimular el consumo, que describió como “alto de impulso” debido a la espiral alcista. En el país del sol naciente, el consumo privado supone más de la mitad de la actividad económica. Este índice cayó un 0,2 % frente a las predicciones de un 0,1% de crecimiento que predecían los mercados. El descenso del consumo privado fue atribuido a la elevación del costo de vida y las altas temperaturas que desestimularon a los hogares a comer fuera de la casa y a comprar ropa de invierno. Los gastos de capital, otro indicador clave del sector privado, cayó un 0,1 % frente a las predicciones de 0,3% de ganancias. Manteniéndose por tercer trimestre consecutivo que el consumo privado y los gastos de capital se contraen, lo cual también contribuyó a la ralentización de la economía.

En el 75° aniversario entre Rusia y China | Opinión

El tercer factor está relacionado con la grave crisis demográfica que atraviesa Japón desde hace muchos años, este fenómeno afecta considerablemente a la economía pues amenaza con disminuir la mano de obra nipona. La economía japonesa sigue enfrentando el enorme reto del envejecimiento poblacional que lleva acusando durante décadas sin poder revertir. Un ejemplo de ello es que, en septiembre de 2023, Japón registró que una de cada 10 personas tenía más de 80 años por primera vez en la historia y estos mismos datos mostraron que un 29,1 % -casi un tercio- de los 125 millones de japoneses tenía 65 años o más. Japón tiene uno de los ratios más bajos de nacimientos en el mundo y durante mucho tiempo ha tenido dificultades para proveer bienes a su población envejecida. El mismo primer ministro japonés, Fumio Kishida, expresó que su país estaba cerca de no poder funcionar como sociedad debido a la caída de nacimientos. Y aunque este es un problema que afecta a varios países en el mundo, es particularmente agudo en Japón por la alta esperanza de vida, lo cual se traduce en más personas mayores y menos trabajadores para ayudar a mantenerlas.

Las dos superpotencias: China y Rusia | Opinión

La economía japonesa está pasando por un mal momento sobre todo en el primer trimestre del año 2024, es preocupante realmente la compleja situación. Hay varios factores que influyen en la misma. La pérdida del puesto en la economía mundial, es otro golpe duro para el país del sol naciente, primero fue China quien le quitó el segundo lugar hace una década y ahora fue Alemania. El gobierno debe por todos los medios luchar contra los tres factores que están agudizando más su situación, debe tratar de recuperar la fortaleza del yen, aumentar su consumo privado y buscar mecanismos para contrarrestar su envejecimiento poblacional.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR