9.9 C
Ayacucho
sábado, junio 15, 2024
InicioCULTURALNelly Munguía: Una voz inolvidable del folklore peruano y defensora del ambiente

Nelly Munguía: Una voz inolvidable del folklore peruano y defensora del ambiente

La trayectoria artística de Nelly Munguía abarcó la interpretación de diversos géneros musicales andinos, incluyendo huaynos, yaravíes, araskaskas, pasacalles y carnavales ayacuchanos, muchos de ellos en quechua. Munguía musicalizó poemas de Gabriela Mistral y compuso temas como “Nació el amor” y “El plantamonte”, incluidos en su último CD, “Nelly Munguía y su Canto Vivo”.

Nativa de Ushua-Páucar del Sara Sara, Ayacucho, Munguía emigró a Lima a los dos años de edad, donde mantuvo sus raíces andinas vivas a través de su participación en la comunidad de parinacochanos. Aunque comenzó en un grupo de danza, su verdadera pasión fue el canto, con el cual ganó reconocimiento en los escenarios nacionales.

Luricocha celebra con devoción el día central de la “Fiesta de las Cruces”

A fines de los años ochenta, Munguía fundó la Asociación de Ecologistas “Canto Vivo”. Este grupo se destacó por su defensa de los valores humanos y ecológicos, un enfoque que también se plasmó en su repertorio musical. En 1992, su espectáculo “Todo Cambia” en el Teatro Municipal de Lima recibió elogios de la crítica especializada.

La artista se trasladó a San Francisco, EE.UU., donde continuó su labor de difusión ambientalista. Participó en campañas de reforestación, incluyendo una significativa iniciativa en el valle del Mantaro.

En 1994, lideró en Pilcomayo, Huancayo, el primer “Plantamonte”, una protesta contra la tala de árboles urbanos durante las “yunzas” o “cortamontes”. Durante este evento, pronunció la frase: “Si talas un árbol para tu diversión, planta muchos para la vida”, que se convirtió en un lema popular.

“El yaraví es una expresión más profunda, por eso lo canto”

En 2009, tras grabar su último CD, Munguía llevó a cabo una reforestación en Ayacucho junto a estudiantes y jóvenes universitarios, plantando cuatro mil árboles entre molles, pisonay, moras y jacarandás.

El 4 de marzo de 2013, Nelly Munguía falleció, dejando un vacío en el folklore peruano. A 11 años de su partida, su legado sigue vivo, conmemorando su vida y obra, y resaltando su impacto duradero tanto en la música andina como en el activismo ambiental.

Desde la Mirada de Víctor Angulo Llerena

El músico Víctor Angulo Llerena recordó a Nelly Munguía como una de las mejores intérpretes de folklore peruano.

“Nelly fue y es una figura muy importante en el folklore. Tuve la suerte de trabajar con ella por cerca de 20 años. Me afectó mucho su partida. El mundo del folklore quedó en un luto profundo”, señaló Angulo.

Ayacucho: Declaran Patrimonio Cultural a la Fiesta Patronal de San Pedro de Chilcayoc

Angulo destacó la excepcional voz de Munguía. “Ella tuvo ese don que Dios le da a ciertas personas para tener una voz excelente, dulce, afinada y bien acompasada. Eso permitió que llegara al lugar donde estuvo”, afirmó.

Resaltó también la buena relación que Munguía mantenía con su público y su grupo de trabajo, lo que la posicionó como una de las principales exponentes del folklore peruano.

“Munguía tuvo la suerte de estar acompañada por buenos músicos. En esos 20 años con ella, grabé alrededor de seis discos de larga duración. Nelly dominaba sus canciones y podía cantar de la mano de cualquier instrumento musical. Además, se adaptaba a cualquier estilo. No solo cantaba música ayacuchana, sino también huancaína, ancashina y hasta yaravíes”, contó Angulo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR