Obra mal ejecutada viene generando malestar en pobladores

Obra mal ejecutada viene generando malestar en pobladores
> Animales se han visto afectados con este problema. / La roca Uqi Rumi ya fue destruida, pese a negativa. / Terrenos y acequias fueron enterrados. / La Contraloría ya realizó la inspección en la zona.
Frank Tacuri
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.com
 
La ejecución de una obra de instalación de los servicios de protección y control de inundaciones en la zona de la localidad de San José (distrito de Colca – Fajardo) viene generando un gran malestar entre los pobladores de la comunidad de Quilla, quienes advierten la existencia de indicios e irregularidades.

En la primera intervención, el representante de la Contraloría, Jimmy Chalco, refirió que, de acuerdo a la partida del proyecto, no se tomó en cuenta la voladura de la roca Uqi Rumi, pero que sí estaba dentro de su área de ejecución de la obra, existiendo la partida como descolmatación y limpieza.

Además, habría indicado que los contratistas asumieron como tierra suelta y que a la brevedad posible estaría emitiendo su informe técnico sobre la inspección; no obstante, se conoció que hasta el momento no brindó ninguna respuesta.

Ante ello, los denunciantes acudieron por segunda vez a la Contraloría solicitando una reunión con el jefe que está a cargo de la evaluación y fiscalización de la obra de defensa ribereña, en la que se acordó su reprogramación para el pasado 27 de mayo.

De otro lado, se supo que el alcalde distrito de Colca, Pompeyo Mendoza Bendezú, pidió apoyo policial de la comisaría de Huancapi para continuar con los trabajos y concluir con la obra adicional, pese a los inconvenientes que se presentaron en la ejecución.

Vale precisar que, según la décimo octava cláusula del contrato anticorrupción, establece que el contratista debería comunicar a las instancias competentes de manera directa e indirecta sobre un acto ilícito, conforme a Ley de Contrataciones del Estado.

En tanto, la cláusula vigésima menciona que si habría controversias durante la ejecución de la obra, según el contrato, resolverán mediante conciliación o arbitraje.

“Para que un proyecto sea sostenible en el tiempo, debería cumplir tres aspectos fundamentales: la parte social, económica y ambiental. Pero los contratistas junto al alcalde, solo vieron la parte económica”, mencionó uno de los afectados.

Respecto a lo ocurrido, una pobladora de nombre Aydee Quispe LLallahui, aseveró que el terreno siempre fue de uso agrícola y que la empresa contratista viene realizando acciones en contra de la población vulnerable, por lo que exigió a las autoridades a aperturar la acequia y riego en la brevedad posible, para evitar la pérdida de las plantaciones frutales y cereales.

Por su parte, Mario Quispe Avilés, poblador de la comunidad de Ayahorcco, subrayó que la bocatoma de riego fue destruida, lo cual ha provocado escasez hídrica a sus plantaciones; y que en consecuencia corre el riesgo de perder todo su capital invertido.

A su turno, otro morador identificado como Gregorio LLallahui Palomino, manifestó que sus terrenos de Cuchurumi, fueron enterrados y que le costará un presupuesto considerable para recuperar sus pastizales.

Por todo ello, las familias afectadas exhortaron a las autoridades a gestionar el cumplimiento de las actividades de protección y conservación del medio ambiente y de sus recursos naturales dentro de su jurisdicción.

“Ponemos en conocimiento actos de abuso de parte de la empresa y que los recursos deberían utilizar adecuadamente en desarrollo de esta comunidad olvidado que viven de sus recursos propios y autoconsumo familiar”, dijo una moradora.

En relación a este conflicto, el juez distrital de Colca, Víctor Fernández Quispe, instó a la comunidad de San José a no generar más problemas, al asegurar que la Contraloría está evaluando la parte financiera del proyecto, para conocer que se utilizaron los recursos como corresponde.

Finalmente, Mariluz Flores Quispe, familiar directo de la titular del predio Cuchurumi, indicó que la empresa Campo Verde (encargada del proyecto) habría cometido abusos y un gran perjuicio a los terrenos de las familias que habitan en la zona, causando daño al ecosistema medio ambiental, pastizales, bocatomas, acequias de canal de riego, etc.

“Este consorcio no se rige a su expediente técnico original, que precisa para la margen izquierda del río Qillhuacha; a su vez aprovecharon el acápite 18 acta de libre disposición del terreno, cambiando las coordenadas del proyecto original, observándose mallas destruidas en corto plazo antes de la inauguración y la entrega de la obra concluida”, sostuvo.

Agregó que el consorció estaría aplicando incorrectamente la norma N°30557 para afectar predios de la margen derecha carente de estudio técnico a fin de construir unos terraplenes y enrocados a los costados, enterrando terrenos agrícolas, con escombros de piedra del río, como justificación de la obra.

ANTECEDENTES

El consorcio Campo Verde en coordinación con la municipalidad distrital de Colca – Fajardo iniciaron con la destrucción de la roca conocida como “Uqi rumi” (piedra en el camino) para ejecutar el proyecto de defensa ribereña; sin embargo, pobladores de la comunidad de Quilla advirtieron que sería ilícito al no existir un mandato judicial.

Para un cierto sector de la población, el rol que desempeña la roca es proteger el descenso de laderas y el socave del área agrícola y frutales de la parte baja en la confluencia que va al río Pampas. Otra de sus bondades sería el culto ancestral que practican los moradores para efectuar ofrendas, adoración a la “madre tierra”.

Visto 869 veces
Ir arriba
JSN Time 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework