5.8 C
Ayacucho
miércoles, julio 17, 2024
InicioEDITORIALSan Cristóbal: nombre que se identifica con Huamanga | EDITORIAL

San Cristóbal: nombre que se identifica con Huamanga | EDITORIAL

¿Desde cuándo San Cristóbal se vincula tan estrechamente con Huamanga? En 1677, siendo obispo de Guamanga, don Cristóbal de Castilla y Zamora, fundó la Universidad bajo el patrocinio del San Cristóbal. El Seminario de Ayacucho también asumió ese nombre. Hoy, dos centros culturales, una Cooperativa de Crédito y la Tricentenaria Universidad llevan ese nombre

Unsch cumple 347 años de fundación

La fundación de la Universidad de San Cristóbal de Huamanga, como Real y Pontificia está en su origen: El fundador de la Universidad fue el Obispo de Guamanga, El Rey Carlos II refrendó el acta de fundación y en 1604, su creación fue confirmada por el Papa Inocencio XI, mediante Bula Pontificia.

Lograda la independencia, la universidad funcionó como Nacional y Pontificia durante el siglo XIX. Recesada en 1886, igual que todas universidades que había en el país por problemas económicos, luego de la derrota en la guerra del Pacífico, San Cristóbal volvió a funcionar en 1957, por la Ley 12828.

Unsch cumple 347 años de fundación

Reinicia sus labores académicas 01 de abril de 1959. La reapertura fue un logro del pueblo de Ayacucho, que desde la década del 40’ comenzaron las gestiones y reclamos para la reapertura de la Universidad. Hay que destacar el trabajo de Luis Enrique Galván, senador 1950 a 1956; de Alberto Arca Parró y Alfredo Parra Carreño, senador y diputado de 1956 a 1962, cuyos nombres deberían perennizarse en ambientes de la ciudad universitaria.

Fue la más moderna. Acá se inició el sistema del ciclo básico o estudios generales, los departamentos académicos como núcleos de docentes de una misma disciplina o área de conocimientos, el currículo flexible, el sistema de créditos, que se implementaría en el país recién en 1969, con la ley universitaria que dio Juan Velazco Alvarado.

Ha pasado por periodos difíciles, y los enfrentó con dos armas: la honestidad del manejo económico y la calidad académica. Sin embargo, el conflicto armado interno le pasó factura y dejó de ser esa universidad a la que llegaban miles de postulantes de distintas ciudades del país a estudiar, de profesores, muchos de ellos extranjeros y procedentes de otras universidades peruanas, todos nombrados en su mayoría a dedicación exclusiva.

Fue demonizada durante el conflicto armado interno, pero no mancillada ni intervenida. La única intervención a la universidad ocurrió en este siglo, y lo fue por la incapacidad de las autoridades de ese momento: el exrector y los exvicerrectores, cuyos nombres es mejor olvidar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR