7.7 C
Ayacucho
miércoles, julio 17, 2024
InicioNOTICIALos mártires de la gratuidad de la educación pública | Opinión

Los mártires de la gratuidad de la educación pública | Opinión

Mario Zenitagoya | Otra Mirada
[email protected]

El 21 y 22 de junio se recuerda los 55 años de los sucesos de 1969 por la Defensa de la Gratuidad de la Enseñanza Pública. Los hechos se suscitaron en las provincias de Huamanga y Huanta que tuvo un trágico saldo de vidas de estudiantes. Las jornadas de protesta de los estudiantes tuvo el apoyo total de los padres de familia y organizaciones sociales como el Frente de Defensa del Pueblo, la Federación de Barrios y otras en contra del nefasto D.S. 006 que atentaba la gratuidad de la enseñanza pública durante el gobierno militar de Juan Velasco Alvarado.

Las protestas enlutó estas ciudades., ante la muerte de los escolares Silvestre Anaya Burga, Américo Oré, Mario Ramos Huamán y el estudiante universitario Eulogio Yaranga Sauñe.

Organizaciones juveniles apuestan por la educación de los adultos mayores

Según datos recogidos del Fredepa, hay un testimonio escrito dejado por Rigoberto García Ortega (+) quien se desempeñaba como presidente del Fredepa, señalando que “desde la década del 70 han sido numerosas las publicaciones respecto a las luchas de junio del 69. Algunas de ellas objetivas y respetables pero la mayoría distorsionando los hechos, minimizando el papel que le tocó cumplir al FDPA en la conducción y correcta orientación del movimiento popular, hasta lograr la derogatoria del D.S. 006, que atentaba la gratuidad de la educación. Se hizo una contrastación y una investigación objetiva de los hechos. El escenario político y social de la región y el país que se atravesaba en las décadas anteriores al 60. Lo acontecido ha dejado enseñanzas considerado como histórico. Sin embargo, hay quienes no creen en la fuerza transformadora de los pueblos”.

Magisterio cesante ayacuchano exige al gobernador el retiro del director de la DREA y su equipo técnico

La década del 60 estaba marcada por el atraso, la pobreza y la marginación del pueblo ayacuchano durante largos años. Los gobiernos de turno, durante la República aún no consideran la deuda histórica que tiene el Estado con la región Ayacucho, que continúa siendo no atendida en sus necesidades en el marco del Bienestar Humano, no hay un real acceso a la educación y salud. Por el contrario la corrupción y operadores siguen campeando en sus intereses menoscabando el desarrollo de Ayacucho.

Analistas políticos, sociólogos, antropólogos y otros llegan mayoritariamente a una conclusión: que el atraso económico social continúa. Hay un aumento de pobreza, anemia y desnutrición en la niñez que el propio INEI lo dio a conocer en su oportunidad.

Queda la lección de que se hizo prevalecer el derecho de la gratuidad de la enseñanza (que no es total). El movimiento visto en su conjunto se considera que en Huamanga tuvo una expresión urbana, mientras en Huanta fue campesina.

En la provincia de Huamanga fue determinante la Federación de Barrios-se considera- que tuvo un papel importante en la organización y conducción de las masas. En el caso de Huanta fue la Asociación Provincial de Campesinos.

Por su parte los estudiantes, mostraron accionar dinámico, perseverante y solidario, expresados en iniciativa y organización. Se señala que en esos años sus hábitos y pensamiento eran menos conservadores. Hubo mayor asimilación de ideas innovadoras.

Lo que ocurrió en 1969 en Huamanga y Huanta (Ayacucho) a decir de los investigadores sociales, fueron actitudes que puso en jaque a un gobierno militar que trastocaba los derechos y libertades democráticas. La defensa de la educación gratuita tuvo sus mártires en Ayacucho.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR