24.9 C
Ayacucho
domingo, julio 14, 2024
InicioCULTURALMarcelino Ochoa Sosa, con más de 40 años de experiencia continúa con...

Marcelino Ochoa Sosa, con más de 40 años de experiencia continúa con el arte textil

Marcelino Ochoa Sosa, originario del centro poblado de Milpo en el distrito de Vinchos, es un artesano textil especializado en tejidos en telar.

Desde joven, Ochoa mostró un interés por el arte textil, lo que lo llevó a trasladarse a la ciudad de Ayacucho a los 12 años con el objetivo de continuar sus estudios y aprender un oficio.

Asociación de libreros se niegan a ser desalojados del pasaje la Cultura

Su camino en la artesanía comenzó en el taller del maestro Juan Curi Fernández, ubicado en el barrio de Pila Cucho, donde Marcelino aprendió las técnicas básicas del tejido en telar.

A lo largo de su trayectoria, ha trabajado en diversos talleres, perfeccionando sus habilidades y adquiriendo nuevos conocimientos. Uno de los maestros que influyó significativamente en su formación fue Edwin Sulca, de quien aprendió técnicas avanzadas de tejido.

En su taller, Marcelino produce tapices y otros textiles, ya que busca transmitir los conocimientos y técnicas heredados de sus maestros. Sus diseños incorporan elementos tradicionales.

El maestro artesano, enfrenta varios desafíos en su oficio. Uno de los principales es la falta de apreciación del valor del arte textil por parte de algunos clientes, tanto locales como de otras regiones.

A menudo, los clientes cuestionan los precios de los productos artesanales, sin considerar el trabajo y la habilidad que implican. Otro desafío significativo es la falta de una fábrica local de hilados, lo que obliga a los artesanos a adquirir materiales de lugares lejanos como Cusco, Juliaca y Lima, incrementando los costos y el tiempo de producción.

Alberto Ayala, retablista ayacuchano: el arte del retablo en miniatura

A pesar de estas dificultades, Marcelino sigue adelante con su trabajo, manteniendo viva la tradición del arte textil ayacuchano. Sus procesos incluyen técnicas meticulosas como el dibujo en papel cuadriculado, que luego se transfieren al telar. Utiliza colores naturales obtenidos de plantas como la cochinilla, el nogal y el tancar, combinándolas para crear una gama de tonalidades.

El maestro expresa su preocupación por la falta de interés de las nuevas generaciones en el arte textil, ya que muchos jóvenes prefieren trabajos más fáciles y de pago inmediato. Sin embargo, él continúa su labor con dedicación, invitando a la población a conocer su taller y apreciar el valor de sus creaciones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR