19.9 C
Ayacucho
viernes, julio 12, 2024
InicioEDITORIAL¿Cucufatería? ¿intolerancia? | EDITORIAL

¿Cucufatería? ¿intolerancia? | EDITORIAL

Pese a las declaraciones de personalidades del arte y la política, ante las declaraciones intolerantes y puritanas de algunos funcionarios de la región, como el defensor del pueblo y el director de la oficina desconcentrada del ministerio de cultura, sigue flotando en el ambiente sus declaraciones contra las letras de las canciones del carnaval.

No se trata de un exabrupto, cuando señalan que las canciones ofenden la dignidad de la mujer, y menos cuando otro pide que no se vulnere la inocencia de niños y jóvenes con canciones inadecuadas. Las canciones que aluden a la presidenta no tienen un contenido sexista o de género. Las que van contra la inocencia de los niños, no entendemos a cuáles se refieren.

La proclama del Ño Carnavalón | Editorial

Abordemos primero las que aluden a la presidenta. Desde los años del gobierno militar, las canciones de carnaval en Ayacucho y Cajamarca, han sido contestarias y han criticado y satirizado al gobierno. No se ha salvado ninguno, por lo menos desde Velazco, cuya cara daba asco y de esa época viene “esta democracia es una desgracia, hasta los cachacos ahora nos gobiernan”. Era buen gobierno militar, y lo recibían de buen talante.

Belaunde no se salvó, porque “vivía en las nubes”, menos Alan García “Caballo loco” y hasta a Fujimori le dedicaron más de una copla. Recupera la democracia después de la dictadura, Toledo, García, Humala, Kuczynski, fueron motivo de burlas y sarcasmos. Vizcarra, se salvó por la pandemia, Sagasti no tuvo tiempo para dejar huella que convoque al humor del pueblo al igual que Castillo.

Carnavales 2024 permitió reactivar el turismo extranjero

La presidenta Boluarte y su ministro de defensa -luego premiado con la presidencia del Consejo de Ministros, entraron con la “pata en alto”, y dos meses después de haber juramentado, ya tenían medio centenar de muertos y medio millar de heridos en su cuenta. ¿No era esto motivo para que el “populacho”, como dicen algunos “mistis”, haga conocer su malestar por estos hechos?

Sobre la segunda recomendación, conociendo por lo menos a quien lo han referido, y a todos los que han vivido su infancia y juventud en Ayacucho, acaso no escucharon las canciones de carnaval desde niños. Y siempre tuvieron estrofas con un contenido sexual implícito y jocoso.

Bienvenidos al carnaval huamanguino | EDITORIAL

Dejémonos de hipocresías. Asumamos que los funcionarios regionales que las hicieron, fueron simples correas de transmisión de órdenes que vinieron desde las oficinas principales ubicadas en Lima. En pocas palabras, órdenes del gobierno para acallar la creación popular contenida en las canciones.

Y decimos que nos dejemos de hipocresías, porque siempre se ha cantado de niños -hablamos de menores entre 11 y 13 años-, y adolescentes hasta los 18, canciones como “Huamanguina religiosa no me lleves a la misa, mejor vamos a Huatatas a bañarnos qala sikis”. Y por supuesto tiene a una connotación sexual implicita. ¿Prohibir esa canción? Emplazamos al representante de la defensoría del pueblo y al director de la oficina descentralizada de cultura que la prohíban, por ser “pecaminosa” y “atentar contra la imagen de la mujer huamanguina”.

Carnavales 2024: Intento de censura policial a carro alegórico de “jaloneada” a Dina Boluarte

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR