9.1 C
Ayacucho
miércoles, junio 19, 2024
InicioEDITORIAL¿El modelo agoniza y la guerra avanza? | EDITORIAL

¿El modelo agoniza y la guerra avanza? | EDITORIAL

Un mapa de la desigualdad publicada la semana pasada, es un buen indicativo de lo que ya señaló Joseph Eugene Stiglitz, economista y profesor en universidades de Estados Unidos y premio nobel de economía. Señalaba, en sus libros “El Malestar de la Globalización”, y en “El Precio de la Desigualdad”, de cómo el modelo iba a su fracaso.

Alabado el modelo por casi la totalidad de los profesores de las escuelas de economía de las universidades peruanas, el mapa desnuda la desigualdad en el mundo, y lo que nos interesa, como se presenta la desigualdad en el Perú.

Universidades como cancha | EDITORIAL

En América Latina, parte indicando que el 1 % más rico controla casi el 50% de la riqueza de sus países. Lo encabeza Chile, donde el 1 % de la población disfruta del 49.8% dispone de la riqueza existente en ese país. Lo siguen Brasil, con el 48.7%; México con el 47.9% y en el cuarto lugar, Perú con un “honroso” 45%.

La fuente para el Perú es de 2021, que abarca los siete meses de Francisco Sagasti y los 5 de Pedro Castillo, cuando el país no se encontraba en la incertidumbre que devino después de la vacancia de Pedro Castillo. Tres años después, con el gobierno de Dina Boluarte, la desconfianza en las inversiones y la pobreza que ha crecido, posiblemente la desigualdad debe haberse incrementado.

El retorno de Zoraida Ávalos a la Fiscalía | EDITORIAL

Vivimos la caída libre de la economía, como también lo señaló Stiglitz, después de la crisis del 2009, opinión que es reforzada en una de sus últimas publicaciones, “Capitalismo progresista: la respuesta a la era del malestar”, donde precisa que, en gran parte, la crisis del modelo es la acumulación exagerada de los oligopolios, en detrimento de los salarios, incluso en los países más desarrollados, donde la clase media está empobreciéndose. En el caso peruano, es una clase que se puede estar extinguiéndose.

Durante la crisis del COVID, y en un mundo en guerra, ¿todos pierden? Por supuesto que no. La epidemia del COVID sacó a relucir lo peor que tiene el libre mercado, donde los grandes laboratorios, pese a contar con enormes subsidios de los países desarrollados y de la Organización Mundial de Salud, obtuvieron grandes ganancias. Fueron de las pocos que ganaron, junto con las tecnológicas relacionadas con la virtualidad.

El “llawlicanchu”: ¿pequeña serpiente venenosa o lagartija?

En la actualidad, parece que la industria militar de Estados Unidos está preparándose para destruir la vida en el planeta, cuando reciba las órdenes del gobierno de Joe Biden, o de su sucesor, que puede ser Donald Trump.

Las tres empresas oligopólicas de Estados Unidos, que tienen una mayor producción de Rusia y China juntas, -no se cuenta Europa cuya industria Militar está destruida con las políticas de EEUU-, son Lockheed Martin, Raytheon Technologies, y Northrop Grumman, que están preparando el armamento, para lo que consideran que será la última guerra: el 2050.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR