12.9 C
Ayacucho
viernes, abril 12, 2024
- Publicidad -
InicioEDITORIALEl rolex de la presidenta, ofende | EDITORIAL

El rolex de la presidenta, ofende | EDITORIAL

Los mandatarios y las personas que adquieren poder, deben saberlo administrar, para no deslizarse en la pendiente que puede llevarlos al ridículo. En términos criollos, a la huachafería. La presidenta Dina Boluarte, quizás deseaba tener un reloj Rolex, para saber la hora y no estar preguntado al personal a su cargo.

Un reloj fue una joya y ya no lo es. En los años 50’ y 60’, hubo la fiebre de los relojes de pulsera de oro, tanto de hombres como las mujeres. Los de hombres eran relativamente grandes, acorde con la muñeca del varón. Los de las mujeres eran minúsculos. Estos relojes se lucían en cuanta actividad social asistía su propietario. Era un signo de riqueza y por tanto, de poder.

Julio Schiapa exasesor de Dina Boluarte se pronuncia sobre el caso rolex

Pero en la actualidad, donde la sobriedad en el vestir es la moda, llevar joyas en los dedos, en la muñeca, incluso collares muy visibles, deja de ser elegante y es simple vanidad, que muchas veces es comparable con la de los delincuentes.

El reloj ya no es una joya. Es más, el reloj de pulsera, como sucedió con el reloj de bolsillo, ha sido reemplazado por el teléfono móvil o celular. Incluso el reloj computarizado no ha tenido la acogida esperada.

La presidenta Dina Boluarte, no sabemos que ha querido demostrar. Pero lucirse en sus apariciones públicas con un reloj Rolex -el precio del más barato es de 5 mil dólares- es una mala demostración de poder y riqueza.

Gobernador regional niega haber regalado Rolex a Dina Boluarte

Decimos de poder, porque la ciudadanía intuye -salvo que la mandataria pueda demostrar lo contrario- que con sus ingresos en los cargos y actividades en las que laboró, no hubiera tenido la posibilidad de ahorrar lo suficiente para comprar un reloj de este tipo, que sólo lo tienen personas cuyos ingresos superan -en moneda norteamericana- los 120 mil dólares anuales.

La presidenta además no necesita mostrar el reloj que utiliza, si tiene bajo su mando a funcionarios que le llevan la agenda y que continuamente, suponemos, le avisan de la hora para anunciarle que compromiso está en su agenda para ese momento.

Gustavo Adrianzén Sobre Dina Boluarte: «No Existe Desbalance Patrimonial en Sus Ingresos y Egresos»

Además, estar mirándose en el espejo, contemplando como se ve con un reloj de alta gama en cada actividad pública, es una falta de respeto a las familias que día a día se enfrentan a la necesidad de parar la olla o tener el pasaje para que los hijos vayan a la escuela. En el Perú de hoy, el ingreso de las familias ha caído en los dos últimos años.

Lucir un rolex, en un país donde aumenta la pobreza, es un acto de vanidad que ofende.

- Publicidad -
- Publicidad -
ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR

- Publicidad -
- Publicidad -