14.3 C
Ayacucho
jueves, febrero 29, 2024
- Publicidad -
- Publicidad -
InicioEDITORIALPuno le dijo no a Boluarte y Otárola | EDITORIAL

Puno le dijo no a Boluarte y Otárola | EDITORIAL

Al cumplirse el 9 de enero un año de la masacre de Juliaca, el gobierno regional de Puno y los alcaldes de todas las provincias de esa región, se declararon en duelo, paralizaron gran parte de las actividades y se dedicaron a rendir homenaje a los fallecidos, incluidos los 6 soldados que murieron en Ilave.

Alcalde de Puno sobre Dina Boluarte: No estamos de acuerdo que llegue a Candelaria

En Ayacucho, el gobernador regional no dijo nada sobre esta tragedia que enluto a una decena de familias, ni siquiera una esquela de pésame. Lo que hizo desde el primer momento de su gobierno, es comportarse como un operador político de la presidente, a quien invitó, incluso a comienzos del año pasado, a visitar Ayacucho, cuando la sangre estaba “todavía caliente”.

Lo mismo podemos decir de los alcaldes de las 11 provincias: ignoraron el dolor de las viudas, de los huérfanos y de las madres. Ni un gesto de solidaridad al cumplirse el primer año de fallecimiento. Una gran diferencia entre las autoridades del altiplano con las que tenemos en Ayacucho.

Continúa desaprobación de Dina Boluarte y el Congreso

El gobierno regional ha caído con esta conducta en las arenas movedizas de la política nacional. El puede creer que todo lo que hace está bien. Es propio de los narcisistas que confunden las actitudes de los electores, cuando votan a favor de quien les da los regalos más caros o útiles.

De los gobiernos locales, mejor no hablar. Es darles la importancia que hoy no lo tienen, porque no son protagonistas de nada. Ni siquiera han emitido un pronunciamiento mal escrito sobre lo que ocurre en la ciudad.

Primero la renuncia y no amenazas contraproducentes

Puno le ha pedido a la presidenta que no vaya, que no visite Puno y menos durante la celebración de la Virgen de la Candelaria. Es de esperar que esta vez la prudencia marque la conducta y decisiones de la señora Dina Boluarte.

Estamos al borde del abismo | EDITORIAL

Hoy sabemos que el ex jefe de la Dirección de Inteligencia -Dini- comunicó al presidente Alberto Otárola de los riesgos que existían de su visita a Ayacucho. Parece que era Otárola quien manejaba esta información confidencial y que debió comunicar a la presidenta. Entonces, conociendo los riesgos, el presidente del Consejo de Ministros convenció a la presidente del viaje al sur, en el primer paso, rumbo a Ayacucho.

En esta situación, son muchos los calificativos que se pueden utilizar para calificar la decisión de viajar a Ayacucho. La más a la mano, que fue un acto irreflexivo, porque puso a la presidenta en una situación vulnerable, al margen de lo que sea y haga. Responsables: el ministro del interior y el presidente del Consejo de Ministros, que conocían el informe de la DINI.

- Publicidad -
- Publicidad -
ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR

- Publicidad -
- Publicidad -