20.9 C
Ayacucho
miércoles, julio 17, 2024
InicioEDITORIALLluvia, heladas, friaje: Todo junto | Editorial

Lluvia, heladas, friaje: Todo junto | Editorial

El cambio climático parece ensañarse con los humanos, o quizás es la respuesta de la naturaleza al estropicio causado por el hombre, especialmente desde el inicio de la Edad Moderna, con la aparición del motor a combustión, la explotación irracional de los recursos naturales, y otras prácticas destructivas que es mejor no mencionar.

Que la Tierra tiene ciclos en la variación del clima no es novedad. Después de la gran glaciación, desde hace 40 mil años, se calcula que el planeta se ha ido calentando, los hielos se han retirado, y esto ha permitido que el hombre domestique animales y plantas, y se asiente en un lugar determinado, hasta llegar a lo que somos en este siglo XXI.

Este calentamiento natural se ha incrementado y está fuera de control debido a la contaminación del aire, el agua y la tierra, así como al calentamiento provocado por la sociedad de consumo, que no tiene límites en su voracidad destructiva del planeta.

Este 2024 nos trae noticias preocupantes. El estado de Florida, en los Estados Unidos, se ha inundado por una torrencial lluvia y la subida del nivel del mar, mientras que, en el noreste de ese país, las temperaturas han superado los 40 grados, recomendándose a las personas que no salgan de sus viviendas.

Aquí, hemos soportado lluvias en junio que han dañado los cultivos de maíz, avena, cebada y quinua, que estaban listos para su cosecha. En dos días de lluvias, se ha perdido todo. El friaje también está afectando al ganado de la zona altoandina, según los reportes del sector agrario.

De no tomarse medidas urgentes, como una declaratoria de emergencia del sector agrario de la región, para brindar apoyo a los agricultores que han perdido sus cultivos y a los alpaqueros que enfrentan la posible mortandad de sus rebaños, cientos de familias quedarían expuestas a la pobreza.

La situación económica del país, con una recesión que se trata de ocultar, podría enfrentar mayores problemas, ya que las pérdidas de hectáreas de cultivo, al menos en la región de Ayacucho, son significativas, según el informe expuesto por las dependencias técnicas de la región agraria.

Por otra parte, la pérdida de cultivos de productos de primera necesidad, que forman parte de la dieta ayacuchana, como la papa, el maíz y la quinua, incrementaría el precio de estos productos, aumentando el número de familias pobres, tanto en el campo como en las ciudades.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR