4.8 C
Ayacucho
jueves, julio 18, 2024
InicioCOLUMNISTASLos costes y problemas de la destrucción de Ucrania | Opinión

Los costes y problemas de la destrucción de Ucrania | Opinión

Ascencio Canchari | Figuras y aspectos de la vida mundial
[email protected]

Mientras todavía se desarrolla el conflicto entre Rusia y Ucrania, ya se viene escuchando voces sobre su reconstrucción. La Conferencia de Recuperación de Ucrania de 2023 (URC23) terminó en Londres el pasado mes de junio. Fue una continuación del ciclo de reuniones que comenzó en 2017. Asistieron cientos de líderes empresariales y gobiernos. La conferencia de Lugano es la base para la invasión planificada del capital extranjero y las multinacionales en Ucrania una vez que termine el conflicto. Los gobiernos occidentales y las multinacionales tienen como objetivo acelerar la reconstrucción de Ucrania como un baluarte dentro de las esferas de influencia de la UE y la OTAN, incluso mientras el conflicto continúa.

Leer también: Sobre las quiebras bancarias en EE.UU. y Europa | Opinión

La UE ha anunciado ayudas a Ucrania por valor de 50 mil millones de dólares y la omnipresente empresa de capital privado Blackrock y el principal banco estadounidense JP Morgan han sido reclutados para recaudar capital privado para la reconstrucción de Ucrania. Los bancos tienen como objetivo recaudar dinero público en condiciones concesionarias de los gobiernos para absorber las pérdidas iniciales y luego obtener capital privado para invertir en las inversiones rentables.

Leer también: El dólar estadounidense ¿una divisa dictatorial? | Opinión

El Banco Mundial estima que el coste de la recuperación y reconstrucción de Ucrania después del primer año de la guerra de Rusia es de 411 mil millones de dólares o el doble del PIB de Ucrania antes de la guerra. Pero eso fue incluso antes de que comenzara la contraofensiva de Kiev, y antes de la desastrosa destrucción de la presa de Kakhovka. Con Rusia todavía apuntando a la infraestructura, los costes finales podrían superar 1 billón de dólares.

El objetivo del gobierno de Ucrania, la UE, el gobierno de los Estados Unidos, las agencias multilaterales y las instituciones financieras estadounidenses que ahora están a cargo de la recaudación de fondos y de asignarlos para la reconstrucción es restaurar la economía ucraniana como una especie de zona económica especial, con dinero público para cubrir cualquier pérdida potencial del capital privado. Ucrania también estará libre de sindicatos, de estrictos regímenes y regulaciones, de impuestos a las empresas y de cualquier otro obstáculo significativo para que sean rentables las inversiones del capital occidental en alianza con los antiguos oligarcas ucranianos.

Leer también: Sobre el futuro de la deuda mundial | Opinión

Casi 500 empresas globales de 42 países, con un valor acumulado de más de 5,2 billones de dólares, y 21 sectores han firmado ya el Pacto de Negocios de Ucrania, comprometiéndose a apoyar la recuperación y reconstrucción de Ucrania. Las empresas extranjeras están exigiendo cobertura de seguro para sus proyectos y quieren que los gobiernos la paguen.

El gobierno de Ucrania quiere crear una economía capitalista de libre mercado integrada en la UE y respaldada por el arsenal de la OTAN. Para hacerlo no se prevé otro papel para la inversión pública que no sea como un “líder en pérdidas”;las empresas capitalistas tendrán un cheque en blanco para actuar como quieran; y los intereses de los trabajadores, los servicios sociales y públicos serán relegados.

Leer también: Sobre la inflación en Europa | Opinión

El otro problema al que se enfrentan los ucranianos para lograr la reconstrucción es que gran parte de esta ayuda de Occidente consiste en préstamos, no subvenciones, por lo que la deuda de Ucrania será altísima para las generaciones venideras. Los préstamos son en su mayoría a largo plazo, por ejemplo, de 25 años (antes del conflicto, el promedio de los préstamos a largo plazo era de 15 años). Y Ucrania no tendrá que pagar su deuda antes de 2033, según el Consejo de la UE. Es un período de gracia sin precedentes. Pero incluso con intereses preferenciales, el servicio de los préstamos de la UE será caro.

Para resolver esto, a Bruselas se le ocurrió el mecanismo de “subsidio de intereses”: los intereses serán pagados por los países de la UE en lugar de por Ucrania. El “subsidio de intereses” ya se aplicó a los préstamos ucranianos en 2022. Sin embargo, en 2023, se ha añadido una nueva característica a las condiciones del nuevo préstamo de 18.000 millones de euros de la UE: el subsidio se activa solo si hay “cumplimiento de los requisitos previos políticos”. Por lo tanto, si Ucrania se sale de la línea, por ejemplo, proponiendo derechos laborales, aumentando el gasto social o negándose a privatizar los activos estatales, perdería el derecho a estos préstamos sin intereses. Según el memorando, en ese caso, la UE debería cancelar la “subvención de intereses”.

Leer también: Un dolor de cabeza para Estados Unidos | Opinión

Finalmente, la URC23 se está preparando para una economía de libre mercado. El nuevo Fondo de Desarrollo de Ucrania (UDF) que será dirigido por BlackRock y JP Morgan “se centrará en movilizar capital privado adicional y aumentar la cartera de proyectos bancarios; ofrecerán financiación flexible y personalizada para cubrir las brechas de financiación en la etapa inicial o de forma estructural y liberar de riesgos al capital privado”.

La UDF tiene como objetivo “ayudar a abordar un universo de más de 50 mil millones de dólares para el capital privado dirigido por la UDF y otras instituciones que invierten en Ucrania en cinco sectores económicos clave, que incluyen: corredores de tecnología, logística y transporte, energía verde, recursos naturales, reconstrucción de infraestructura, digitalización, agricultura y alimentación, salud y farmacia”.

Diario Jornada
Diario Jornadahttps://jornada.com.pe
Somos el diario judicial de la región de Ayacucho, brindamos información plural, verídica y de calidad sobre los acontecimientos más importantes de la región. Con un equipo de periodistas capacitados y comprometidos con la ética profesional, ofrecemos noticias, opinión y análisis en formato impreso y digital.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR