9.1 C
Ayacucho
lunes, julio 22, 2024
InicioEDITORIALPensando en el 9 de diciembre del 2024 | EDITORIAL

Pensando en el 9 de diciembre del 2024 | EDITORIAL

Hemos celebrado el 199° aniversario de la Batalla de Ayacucho. Uno de los logros alcanzados con una campaña sostenida, fue de recuperar el nombre de la histórica pampa, que incluso en los documentos del sesquicentenario, muchos utilizaron el nombre de Pampa de la Quinua. Ya no más. La pampa histórica, es la Pampa de Ayacucho.

Tenemos un año por delante, 363 días, y aparte de los Juegos Bolivarianos extraordinarios de 2024 y los oficiales del 2025, para los cuales se ha conseguido los recursos en el presupuesto nacional, no tenemos nada nuevo.

Recuperar el ideario de los libertadores | EDITORIAL

El objetivo de los Juegos Panamericanos, planteados por la anterior gestión regional y local, fue presentar a Ayacucho como un producto turístico. Para eso necesitamos poner en valor la ciudad, lo que pasa por recuperar el centro histórico, de manera que los pocos conventos que aún existen, los templos católicos y las casonas emblemáticas estén en condiciones de mostrar la arquitectura interna heredada del pasado colonial.

En el centro histórico la municipalidad debe demostrar su autoridad. En primer lugar, el equilibrio que deben mantener las nuevas construcciones con la armonía arquitectónica de la ciudad monumental. Nada de azoteas, porque el paisaje del centro histórico no sólo es admirado desde el suelo, sino también desde el aire.

Se destapó el desagüe y hiede | EDITORIAL

La eliminación en toda la ciudad consolidada de las redes de electricidad y comunicaciones aéreas. La ciudad incluye, aparte del centro histórico, a las urbanizaciones, asociaciones de vivienda, asentamientos humanos, pueblos jóvenes que tienen más de 30 años y que están con pavimento rígido y veredas. Debe exigir el gobierno local a las empresas proveedoras de los servicios de electrificación y de comunicaciones, que instalen las redes como dispone el reglamento general de construcciones, es decir de manera subterránea.

Un año después | EDITORIAL

Esto no genera ningún costo para el estado, porque son empresas privadas las de telefonía. La de electricidad es pública bajo el régimen privado. Los visitantes van a buscar los mejores ángulos de la ciudad, y esto pasa por eliminar esas redes de comunicaciones que parecen telarañas en las calles de Ayacucho.

Es importante administrar el tránsito en el centro histórico por lo menos, y eso debe hacerse desde ahora. El jirón Asamblea es de una gran congestión peatonal y requiere veredas más amplias, que garanticen un desplazamiento seguro de los peatones, tal como sucede con el jirón paralelo, 9 de diciembre entre Mariscal Cáceres hasta Quinua.

Debe abordarse seriamente el jirón Libertad, tanto en el ancho de las veredas como ordenar la circulación de todas las líneas de transporte público que ingresan al centro histórico desde el norte de la ciudad. Un estudio urgente del transporte público en Ayacucho y las medidas a adoptarse es necesario. En el jirón Libertad hay media docena de hoteles y hostales que se requerirán para atender la demanda de los turistas.

Estas son una aproximación de las primeras tareas que debe ir tomando el gobierno local.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR