13.8 C
Ayacucho
jueves, febrero 29, 2024
- Publicidad -
- Publicidad -
InicioEDITORIALUn país enemigo de los suyos | EDITORIAL

Un país enemigo de los suyos | EDITORIAL

En un artículo publicado en un diario nacional, Alberto Vergara, politólogo peruano y profesor de importantes universidades de Estados Unidos, califica al Perú del gobierno de Boluarte-Otárola como un país dominado por una fobia peligrosa: “oikofobia”, es decir, que odia a quienes la conforman.

Por supuesto, no afirma que los ciudadanos, nos odiamos entre nosotros, sino de la campaña desatada desde el ejecutivo y con la complicidad de la gran prensa, de que todos los que criticamos al gobierno somos, de una u otra manera, terrucos, terroristas, traficantes de droga o minería ilegal.

¿Debe continuar el ministro Torres? | EDITORIAL

Y que obedientes a organizaciones criminales, sin ninguna capacidad de razonamiento, nos hemos lanzado contra el gobierno de la señora Boluarte y el señor Otárola.

No han aportado ninguna prueba, pero lo repiten diariamente, y el mensaje parece que estaría calando en algunos sectores de la sociedad, para quienes los otros, los del sur andino, son los enemigos.

Con esa lógica, el gobierno comienza a buscar, junto a los sectores que sustentan sus políticas, a sus enemigos, no afuera, como podrían ser los bolivianos, chilenos y ahora venezolanos, sino adentro, nacidos en el Perú profundo, que oculta además de una situación de clase, una de etnia. Los blancos de clase media y alta contra los indios pobres de la puna.

Estamos al borde del abismo | EDITORIAL

Quitarle la condición humana al enemigo es el primer paso para que se le mate sin arrepentimiento. En el libro de Carla Granados, “Merezco el cielo porque vengo del infierno” Memoria y politización de los licenciados excombatientes de la “Guerra contraterrorista” en el periodo posconflicto peruano 1980-2021, hay un episodio donde se le quita al “terrorista” su condición humana (se le deshumaniza) y se le quita la condición de compatriota “traidor a la patria”.

El terruqueo ha sido utilizado para eso. Basta ver los comentarios en las redes sociales, para entender el odio de quienes califican de “terrucos” a dirigentes sindicales y populares; y, a los periodistas de la clase media, se les ha agregado otro término despectivo: caviares.

En defensa de la libertad de prensa 2 | EDITORIAL

De esta manera, en lugar de analizar las causas del descontento en la zona sur del país, en ciudades como Ayacucho, donde el 15 de diciembre fueron cazados como fieras 10 ayacuchanos, a los que exigen justicia llaman terrucos (si tienen rasgos o apellidos indígenas) o caviares (si son profesionales, especialmente egresados de la PUCP).

Esta simplicidad, nos lleva, dice Vergara, a un país sin retorno, una anomia social donde las normas, leyes, principios han sido trastocados. Un país inviable, donde “todo vale para salirse con la suya”.

- Publicidad -
- Publicidad -
ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR

- Publicidad -
- Publicidad -