19.9 C
Ayacucho
viernes, 2 junio, 2023
spot_img
InicioEDITORIALAlas Peruanas y la mafia de los Ramírez

Alas Peruanas y la mafia de los Ramírez

Editorial | Jornada

[email protected]

La Universidad Alas Peruanas -UAP-, fundada por la Cooperativa de Sub Oficiales de la Fuerza Aérea Peruana -FAP-, fue inicialmente una academia de preparación para postulantes a la Escuela de Oficiales de la FAP. El presidente de la Cooperativa Fidel Ramírez, se vinculo rápidamente con la familia Fujimori, y con su venia se creó la Universidad.

Pero nunca fue una universidad dirigida por la Cooperativa. Fidel Ramírez se dio cuenta, como muchos cooperativistas mafiosos, que el poder no era la presidencia, sino la gerencia de la Cooperativa. Así, que fue el gerente vitalicio, designado por los presidentes de la Cooperativa, y Rector de la Universidad.

Sus lazos con la UAP con la política se hicieron evidentes, así como malos manejos de los ingresos que provenían de los 150 mil alumnos que llegó a tener en todo el Perú y en su publicidad señalaba que era la universidad mas grande del país.

Los problemas de la UAP se hacen evidentes, cuando Joaquín Ramírez, nombrado por su tío Fidel comienza a adquirir propiedades, tanto personales como a nombre de la UAP, destinadas para que sirvan de locales de campaña de Fuerza Popular, el partido fundado por Keiko Fujimori y cuyo secretario general era justamente Joaquín Ramírez.

Al darse la ley universitaria 30220, se crea la SUNEDU, la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria, cuya primera labor fue la de evaluar si las universidades cumplían con los requisitos mínimos de calidad académica, investigación, profesorado, infraestructura y en el caso de las privadas -asociativas o societarias- el uso de sus recursos económicos producto de las pensiones o si eran destinados a otros fines ajenos a la universidad o permitían el enriquecimiento ilícito.

En el caso de la UAP, al evaluarse se encontró muchas de estas carencias, entre ellas el manejo del patrimonio, que los actuales dirigentes de la Cooperativa dicen que desconocen y que los Ramírez son los responsables. La incautación de los bienes de la UAP, forman parte del proceso que se le sigue a Joaquín Ramírez, por lavado de activos.

La intervención de los bienes de la UAP en Ayacucho forma parte de ese proceso. En total son 170 locales, entre los que se encuentran los destinados a actividades académicas, otros que fueron locales partidarios de Fuerza Popular y otros utilizados como vivienda y oficinas privadas.

Pero este no es el único proceso que preocupa a la UAP. La fiscalía ha iniciado una investigación preliminar contra la UAP por el presunto delito de resistencia o desobediencia a la autoridad, en agravio del Estado. Como es de conocimiento, las autoridades actuales de la UAP han señalado que no existe la tesis de la Fiscal de la Nación, Patricia Benavidez Vargas, en el repositorio de tesis de esa universidad.

Artículos Relaciones

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img