9.6 C
Ayacucho
jueves, junio 20, 2024
InicioCULTURALArchivo Arzobispal de Ayacucho promueve la conservación y restauración de documentos históricos

Archivo Arzobispal de Ayacucho promueve la conservación y restauración de documentos históricos

El Archivo Arzobispal de Ayacucho, dirigido por el antropólogo Cristian Silvera Curi, es un importante centro de preservación histórico y cultural.

“Este archivo es fundamental porque contiene el registro de los comienzos de la ciudad. La documentación abarca desde la época colonial, el proceso de independencia y los inicios de la república,” explicó Silvera Curi.

Historia del Archivo Arzobispal de Ayacucho

El Archivo Arzobispal de Ayacucho, fue fundado en 1609 tras desmembrarse del obispado cusqueño. Es una institución con más de tres siglos de historia.

Este repositorio contiene documentación esencial para comprender el acontecer histórico de la región. El documental del archivo es una fuente de investigación eclesiástica y regional.

“La biblioteca es importante porque contiene los primeros libros que llegaron a la ciudad. Estos libros fueron fundamentales para la educación en Huamanga,” señaló Silvera Curi. “La mayoría de estos libros son de teología y filosofía, pero también tenemos textos de medicina, astronomía y literatura”, añade.

Los primeros intentos formales de ordenamiento y descripción documental datan de 1980, cuando el arzobispo de Ayacucho firmó un convenio con la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga. Sin embargo, este esfuerzo no logró abarcar la totalidad de la documentación.

A finales de la primera década del siglo XXI, un equipo liderado por Adolfo Domínguez, investigador de la Compañía de Jesús, comenzó nuevas labores descriptivas con resultados similares.

 

Desde 2014, se han realizado trabajos sistemáticos de ordenamiento bajo la supervisión de Percy Quispe Misaico. Estos esfuerzos culminaron con la inauguración oficial del archivo el 20 de marzo de 2016, abriendo sus puertas para la atención al público.

Posteriormente, el 28 de marzo de 2017, bajo el gobierno episcopal de Mons. Salvador Piñeiro, se creó la Dirección del Archivo Arzobispal mediante el decreto N° 035-2017, delegando la responsabilidad a la cancillería de la diócesis.

El Archivo Arzobispal de Ayacucho organiza sus fondos en cuatro áreas principales. La primera, documentación (archivo histórico) que incluye la sección arquidiocesana con causas criminales, civiles, cofradías y capellanías desde la etapa virreinal, así como la sección de libros parroquiales.

“La población LGTBIQ+ es considerada altamente vulnerable”

El segundo, sobre la biblioteca que alberga obras sobre derecho, biblias y ciencias exactas. El tercero, la hemeroteca que contiene periódicos locales, nacionales e internacionales. Y por último, la cartografía, pues incluye planos de edificaciones religiosas, hospitalarias, casas parroquiales y propiedades privadas, entre otros.

“Los pagos que realizamos son para invertir en materiales de conservación y restauración. Los documentos y libros aquí no son comunes, y su conservación implica un gasto,” explicó Silvera Curi.

Steve Stern, en la década de 1980, destacó la colección de documentos relativos a la Iglesia en el Archivo Arzobispal, aunque mencionó que los materiales sobre idolatría eran escasos o inaccesibles.

Sin embargo, el actual director, Cristian Silvera Curi, asegura que existe una amplia documentación vinculada a causas de idolatrías.

Entre los documentos más valiosos del archivo, se encuentran escritos en quechua, destacando la diversidad y riqueza cultural de la región. El fondo cartográfico, que data de 1930, ofrece planos detallados de diversas edificaciones, reflejando el desarrollo urbano y rural de Ayacucho.

El Archivo Arzobispal ha publicado varios trabajos importantes, como el “1er Registro y catálogo del Archivo Arzobispal de Ayacucho” en 2022 y el “Libro de Sesión de Cabildos Eclesiásticos” del siglo XVI en 2019. Además, Cristian Silvera publicó en 2018 la “Guía del Archivo Arzobispal de Ayacucho (1500-2000)”, un compendio de la historia y fondos documentales del archivo.

“Chipticha”, género musical de los andes en peligro de extinción

El archivo también se ha involucrado en la comunidad a través de exposiciones hemerográficas, como “Ayacucho en los 80 en los periódicos nacionales”, realizada en espacios públicos de la ciudad de Huamanga.

Para preservar y digitalizar la documentación, el archivo cuenta con áreas específicas de conservación preventiva y digitalización, equipadas con laboratorios y herramientas necesarias.

Actualmente, uno de los proyectos de digitalización más destacados es el libro de actas del cabildo eclesiástico de Huamanga del siglo XVI, que consta de 600 folios. Este proyecto busca asegurar la preservación y accesibilidad de esta valiosa fuente documental para futuras generaciones.

El archivo está abierto al público de lunes a viernes, de 9:00 a.m. a 1:00 p.m. Los estudiantes pueden acceder al archivo por un costo simbólico de cinco soles, válido durante todo el tiempo que dure su investigación. Para los investigadores, el costo es de 20 soles. Estos pagos son destinados a la conservación y restauración de los documentos y libros, que requieren un trato especial debido a su antigüedad y fragilidad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR