9.6 C
Ayacucho
jueves, junio 20, 2024
InicioEDITORIAL¿Es o se hace? | EDITORIAL

¿Es o se hace? | EDITORIAL

La participación del gobernador de Ayacucho en la primera Audiencia Pública del gobierno regional en la ciudad de Puquio, capital de la provincia de Lucanas, demostró que Wilfredo Oscorima no entiende la legislación y menos las prohibiciones de los funcionarios públicos, o se hace al que no entiende, considerando que los ciudadanos de Ayacucho, somos tan o más ignorantes que él, en temas administrativos.

Trató de encubrir, lo que es un delito: el haber regalado o prestado un reloj Rolex de alta gama, valorizado en más de 30 mil dólares (113,400 soles al cambio del día de hoy) a la presidente Dina Boluarte, supuestamente para obtener la entrega de recursos para la ejecución de obras en la región, que se trata de una campaña mediática.

Dina Boluarte quiere comprar a docentes con bono de 380 soles

No entiende, o se hace al que no entiende, que los funcionarios públicos, y están comprendidos desde la presidencia de la República, los ministros de estado, los congresistas y gobernadores regionales, hasta los alcaldes de los distritos más pequeños, tienen prohibido dar o recibir obsequios o regalos de alto valor, como el reloj Rolex.

Su discurso, ante la eventualidad de que no consiga su meta “de los mil millones de soles para Ayacucho”, busca culpar a los que denunciaron que Dina Boluarte lucía relojes de alta gama, los mismos que combinaba con los vestidos, también elegantes y joyas. Inicialmente, la jefe de estado indicó que eran relojes que había adquirido con sus ahorros y eran antiguos, pero luego de las investigaciones, se demostró que el gobernador de Ayacucho se los había regalado o prestado.

Vladimir Cerrón ¿la quinta espada? | EDITORIAL

Este es un delito conocido como cohecho. En lenguaje sencillo se le llama soborno o “coima”. Que Oscorima haya prestado o regalado el reloj, días antes de que la presidenta firmara las órdenes para el desembolso de partidas para ejecutar obras en Ayacucho, complica más la relación entre Boluarte con Oscorima y los relojes Rolex.

Esto no es difamación. Ni el gobernador y menos la señora Boluarte han explicado las razones, creíbles, por las cuales le prestó o regaló el Rolex y las joyas de oro que lució. Ha dicho en la primera Audiencia Pública que no le preocupa la constante cobertura mediática, ya que considera que es difamación. Pero, si nos preocupa a los ayacuchanos, porque esta, no transparente relación, puede afectar desembolsos para obras en Ayacucho.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULAR